EDITORIAL: ¡HASTA SIEMPRE LITO!

A los 76 años de edad, nos dejó  José “Lito” Fruet, un referente máximo del basquet de nuestra Ciudad. Perteneció a la generación inmortal que ganó para nuestra Ciudad el mote de la Capital del Basquet Argentino.

 

Entre los 60 y los 70, con piso de baldosas en canchas sin techo y zapatillas muy distintas a la de éstos tiempos, supo con otras figuras de nuestro terruño desplegar su temperamento especial acompañado de un talento que lo distinguió más allá de nuestras fronteras.

 

José “Lito” Fruet , es un ejemplo de sacrificio sin límites , que a pesar de no tener la estatura adecuada para desarrollarse con más facilidad en éste deporte de los cestos , trascendió con un brillo propio de los grandes que dejan una estela bien visible que repicará a través de los tiempos. 

 

¡Hasta siempre Lito! Esa imagen que inmortalizó el flaco Morán en aquel partido que ganaban fácil junto al Polo De Lizaso, gritando el doble como si fuera la obtención de un mundial, te pinta de cuerpo entero, mostrando la forma en la que vivías cada partido sin importar la importancia del rival contra quien jugabas.

 

Tu partida terrenal es una perdida irreparable que duele por la ausencia de una figura referente y de consulta en nuestra Capital del Basquet, pero sin duda un ejemplo a imitar por todos aquellos que practican y quieren practicar éste deporte que nació en el gran País del norte y tantos jugadores destacados ha dado nuestro Pago Chico.

Deja tu comentario

comentarios