RÍO DE JANEIRO: AL MENOS 10 MUERTOS POR EL TEMPORAL

La ciudad de Río de Janeiro se encuentra desde anoche en estado de crisis, en medio de fuertes lluvias que dejaron ya al menos diez muertos, causaron deslizamientos de tierras, inundaron calles, derribaron árboles y generaron caos en la turística zona sur.

Al inicio de la madrugada, el aguacero provocó una avalancha en la favela del morro da Babilonia, en Leme, uno de los extremos del barrio de Copacabana, que arrasó varias casas de la comunidad. Dos hermanas de 53 y 55 años fallecieron sepultadas en el barro y varias personas resultaron heridas, según informó el Cuerpo de Bomberos. Cerca de allí, en una de las laderas de Copacabana, equipos de rescate hallaron dentro de un taxi enterrado por un alud de tierra, piedras y ramas los cuerpos del conductor, de 45 años, una mujer de 64 años y su nieta, de seis años, que anoche, en medio de la tormenta, habían dejado el shopping RioSul, en Botafogo, y luego sus familiares no tuvieron más noticias suyas. Otros dos cuerpos de hombres todavía no identificados fueron encontrados bajo el barro.

En tanto, en el barrio de Gávea, las trombas de aguas convirtieron en un río la Avenida Marquês de São Vicente, la principal del área. Ahí, un hombre de 30 años se ahogó al caer de la moto en la que viajaba y quedar aprisionado debajo de un auto. En el barrio de Santa Cruz, en la zona oeste, otro hombre, de 40 años, murió electrocutado mientras intentaba proteger sus pertenencias del agua que había invadido su casa. También en la zona oeste, en Guaratiba, fue encontrada otra víctima fatal, un hombre de mediana edad aún no identificado, cuyo cuerpo fue retirado de un río crecido.

Por toda la ciudad había numerosas calles y avenidas bloqueadas con bolsones de agua, árboles caídos y vehículos estacionados que habían sido arrastrados por la corriente; en algunas zonas, la acumulación de agua superaba los 212 milímetros. La Avenida Niemeyer, que une el barrio de Leblon con el de Barra de Tijuca fue cerrada al tránsito luego de que, por tercera vez desde que fue inaugurada para los Juegos Olímpicos de 2016, se desplomó parte de la ciclovía Tim Maia que corre a lo largo de esa importante arteria junto al mar.

De acuerdo a la Defensa Civil municipal, las sirenas sonaron durante la noche en 20 favelas donde existe riesgo de peligrosos deslizamientos de tierra, por lo que sus pobladores fueron evacuados. Decenas de miles de vecinos estaban sin electricidad esta mañana. Uno de los barrios más afectados fue el de Jardim Botânico, donde en las primeras horas de la noche llovió 155 milímetros, más del volumen normal esperado para todo el mes de abril, que es de 136 milímetros.

Deja tu comentario

comentarios