UN FISCAL SE OPUSO AL NUEVO PEDIDO DE CRISTINA PARA VIAJAR A CUBA A VER SU HIJA

El fiscal Diego Luciani, quien lleva adelante la investigación en la causa en la que se investiga el posible direccionamiento de la obra pública vial, se opuso este martes a que Cristina Kirchner viaje nuevamente a Cuba para visitar a su hija Florencia, quien se encuentra en ese país por problemas de salud. De todas formas, será el Tribunal Oral Federal 2 el que determine si autoriza o no a la actual senadora.

Ante la obligación de promover la actuación de la Justicia en defensa de la legalidad y los intereses de la sociedad, así como de aventar cualquier riesgo que impida el normal desenvolvimiento del juicio, es que me opondré a la petición efectuada”, señaló el fiscal en la resolución de tres páginas a la que accedió Clarín.

El viernes pasado, la ex presidenta requirió ausentarse del país entre el 2 y 10 de julio próximo para estar con su hija. En esas fechas no hay audiencia en Tribunales, donde ella debe sentarse en el banquillo de los acusados.

“Habiéndose dado inicio a la audiencia de debate con la lectura del requerimiento de elevación a juicio, las razones invocadas para viajar (‘motivos personales’) no logran conmover aquella postura. Tampoco se advierte en la presentación analizada una variación de las circunstancias fácticas, o la existencia de nuevos motivos o razones adicionales que pudieren modificar tal opinión”, afirmó el fiscal.

En lo que concierne a las fechas planteadas por Cristina Kirchner para viajar, Luciani señaló que “si bien las fechas seleccionadas, en principio, no habrán de superponerse con las audiencias -lo que se pondera de manera positiva-, lo cierto es que esta parte desconoce si, en virtud de los feriados decretados para los días 8 y 9 de julio, el Tribunal alterará o no el cronograma de audiencias, tal como ocurre en algunas ocasiones en supuestos similares”.

Además, el fiscal hizo referencia a la obligación de los “imputados de asistir a ciertos actos, a la imposibilidad de llevar adelante el juicio en ausencia y frente a la obligación de garantizar la vigencia del principio de inmediación, es que habré́ de mantener mi oposición”.

Ahora será el TOF 2, presidido por el juez Jorge Gorini, quien se expida al respecto y determine si están dadas las condiciones para autorizar a la precandidata a la vicepresidenta a salir del país.

Cristina Kirchner ya había viajado a Cuba para visitar a su hija en dos oportunidades. La joven ex estudiante de cine permanece en La Habana, donde según su abogado defensor, Carlos Beraldi, se encuentra siendo asistida ante sus problemas de salud que aún le impiden regresar a la Argentina.

Las causas en las que está acusada Florencia Kirchner se encuentran en el Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5), que la juzgará junto a su madre y a su hermano Máximo Kirchner por lavado de dinero posiblemente en septiembre por las causas Los Sauces y Hotesur. Ambos expedientes irán a un juicio unificado y, para entonces, la hija de la senadora deberá estar presente.

Sin embargo, después de más de dos meses de iniciada la estadía de Florencia Kirchner en Cuba, la Justicia decidió no peritar a través del Cuerpo Médico Forense (CMF) el cuadro clínico de la hija de la ex presidenta.

Los jueces del TOF 5 -Daniel Obligado, Adriana Palliotti y Julio Panelo- fueron quienes decidieron no ordenar esa pericia, tras una audiencia con especialistas del Cuerpo Médico Forense.

“Se busca ir controlando el avance, la evolución de su estado de salud y ver su progreso, al no tener una fecha de inicio de juicio no hay riesgos, todo se modificará cuando se determine cuándo se iniciará la instancia oral y se instrumentarán, en tal caso, otras medidas judiciales”, indicaron a Clarín fuentes allegadas a la causa.

Los peritos habían sido convocados para que determinen si Florencia está en condiciones de emprender el viaje de regreso desde Cuba, adonde viajó a mediados de marzo, tras vencerse la orden judicial para que retorne a la Argentina el pasado 4 de abril.

Según documentos que Beraldi entregó a la Justicia, la historia clínica de Florencia -asistida por el Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas (CIMEQ) en Cuba- detalla que padece “como diagnóstico principal (definitivo) un trastorno de estrés postraumático, síndrome purpúrico en estudio; polineuropatía sensitiva desmienilizante de etiología desconocida; amenorrea en estudio; bajo peso corporal y linfedema ligero de miembros inferiores de etiología no precisada”.

Florencia tiene dos procesamientos en la justicia federal. El primero de ellos lo dictó el juez Claudio Bonadio en la causa Los Sauces. El juez Julián Ercolini también la procesó -junto a su familia- por lavado de activos en la causa Hotesur. El magistrado consideró que entre 2008 y 2013 llegaron a blanquear 80 millones de pesos a través del negocio hotelero, una vez más, con la participación de Báez.

Fuente: Clarín.

Deja tu comentario

comentarios