QUÉ DICEN LOS ANALISTAS SOBRE LA FÓRMULA MACRI-PICHETTO

Mauricio Macri reveló ayer a la tarde que el senador por Río Negro será su candidato a vicepresidente en las elecciones de octubre.

El presidente Mauricio Macri reveló este martes a la tarde que el senador nacional del bloque Justicialista Miguel Ángel Pichetto será su compañero de fórmula en las elecciones presidenciales. La decisión de Macri llegó a poco más de una semana del cierre de listas y en paralelo a las negociaciones de Sergio Massa para confluir con el kirchnerismo.

En un mensaje en sus redes sociales, Macri aseguró que el senador por Río Negro “es un hombre de Estado que con el correr de los difíciles años de gobierno supe conocer y respetar por su compromiso con la Patria y las instituciones“, y argumentó que eligió a Pichetto porque en un eventual segundo mandato Cambiemos necesitará “construir acuerdos con mucha generosidad y patriotismo“.

En esa línea, el politólogo y profesor en la Universidad de Buenos Aires (UBA) Luis Tonelli consideró que “esta decisión de Macri implica la búsqueda de una mayoría necesaria para implementar todas las reformas de fondo que hacen falta y que el gobierno en minoría de Cambiemos no pudo llevar a cabo“.

Por otro lado, para el historiador y director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría, Rosendo Fraga, “el objetivo de Macri es dar un argumento o pretexto para que votantes anti kirchneristas del PJ puedan votar por Cambiemos, que hasta ahora ha sido un fuerza política anti-peronista. En segundo término, Macri apunta a contar con él para manejar el Senado con un vicepresidente experimentado y con capacidad de negociar y gestar consensos en un Senado en el cual el actual oficialismo nacional estará lejos de la mayoría“.

“Pichetto, y quienes voten por Cambiemos por su presencia pueden aportar gobernabilidad. Macri, de ganar, enfrenta un escenario más difícil que en el primer mandato e incluso puede tener menos bancas en el Congreso que ahora. En este tipo de situación, la negociación con sectores del peronismo será decisiva para gestar acuerdos de gobernabilidad y en eso Pichetto es experto“, afirmó Fraga a Infobae.

Por su parte, Alejandro Katz, ensayista y profesor de la UBA, la Universidad de Tres de Febrero (UnTref) y la de San Martín (UNSAM), coincidió con Tonelli y Fraga y agregó que “la candidatura a vicepresidente de Pichetto significa, ante todo, una señal de apertura del Gobierno“. Para el licenciado en Lengua y Literatura, la decisión de Macri “expresa una apertura de un gobierno que ha venido cerrándose de forma cada vez más marcada y un gesto hacia ciertos gobernadores peronistas que saben que con Pichetto van a tener a un interlocutor muy valioso, afecto a sus palabras y sus problemas“.

Katz coincidió con la caracterización que Macri hizo de Pichetto y lo definió como un dirigente “que privilegia la gobernabilidad sobre los intereses partidarios. Pichetto ha querido mostrarse como un garante de gobernabilidad. Tiene una conciencia institucional muy fuerte, con una lealtad institucional antes que partidaria. Es un tipo que entiende muy bien, como pocos políticos argentinos, el valor de la soberanía popular expresada en las urnas, y entiende que la clase política tiene que facilitar que quienes han recibido el mandato de gobierno puedan llevar a cabo sus ideas en el marco de las instituciones“.

A su turno, el politólogo, profesor de la UBA y de la Universidad de la Defensa Nacional, y director de la consultora Observatorio Electoral Julio Burdman aseguró a este medio que “la elección de Pichetto es la compra de gobernabilidad para un Cambiemos que tenía esa carta puesta en duda desde el comienzo“.

Deja tu comentario

comentarios