PRONÓSTICOS AGOREROS EN WALL STREET PARA LA COTIZACIÓN DE BONOS

“Se va a caer todo”, resumió un estratega de uno de los grandes bancos norteamericanos.

Con una caída electoral del Gobierno muy superior a la anticipada en todos los pronósticos, los operadores y estrategas de los grandes bancos de Wall Street tienen pocas dudas. En su apertura de mañana los mercados van a mostrar de manera dramática su lectura del resultado. El impacto, anticiparon varias fuentes , se traducirá casi sin duda en fuertes caídas en la cotización de los bonos y las acciones de las empresas argentinas.

“Se va a caer todo”, resumió un estratega de uno de los grandes bancos norteamericanos. Lo dijo en reserva. La caída, alertó, puede ser mayor de la esperada porque el mercado “va a corregir sus expectativas desde un techo que había subido el viernes”, alentado por encuestas que daban un resultado muy distinto al que finalmente se verificó.

La variable que mejor puede controlar el Gobierno es el dólar, estimaron los mismos analistas de la plaza financiera neoyorquina, aunque con limitaciones. “Puede intervenir en el mercado porque tiene recursos para hacerlo y puede subir más las tasas, pero todo tiene un límite”, sostuvo otro especialista en mercados emergentes.

“Es responsabilidad de todos, sobre todo de los que recibieron más votos”, dijo hace minutos el presidente Mauricio Macri en conferencia de prensa cuando le preguntaron por la reacción de los mercados mañana lunes.

Para los expertos del mercado, sin embargo, la responsabilidad mayor es del gobierno en el que habían puesto expectativas. “La economía nunca remontó, tenés una pobreza enorme, que creció en estos años, no hay forma de que le vaya bien” en las urnas, dijo a Infobae un operador de Wall Street. El mismo especialista había anticipado un resultado negativo varios meses atrás y sus recomendación a los inversores eran “esperar y ver”. Ahora, dijo, “no va a haber nadie que quiera apostar por la Argentina”. Al menos por varios meses.

El gobierno de Macri, estiman los expertos del mercado, sólo podrá en lo que le queda de campaña hasta octubre –y quizá de mandato hasta diciembre– intentar administrar de la mejor manera posible la estabilidad de los últimos meses.

La destreza de Guido Sandleris al frente del Banco Central puede ser crucial. “Hay riesgos serios de un salto del dólar, va a tener que manejarse con una política de pocos pesos en la plaza y subir todavía más las tasas”, dijo en off the record uno de los consultados. Tiene que armar “un dique de contención” para tratar de mantener los temores bajo control.

Aún así, aunque tenga “espaldas bastante anchas”, por las reservas que tiene el Central, su rival, Fernández ya dijo que considera sobrevaluado al peso. En Nueva York tomaron nota de esas declaraciones, que ahora, con su triunfo, cobran más relevancia. El mercado “siempre se adelanta” a lo que pueda suceder, comentó uno de los analistas.

Deja tu comentario

comentarios