MUNDIAL CHINA 2019: ¡HISTÓRICO! ARGENTINA BAJÓ A SERBIA Y SE METIÓ EN SEMIFINALES

Argentina sigue sin tener techo en el mundial de China 2019. La Selección dio una muestra de carácter, dominó y sacó de la competencia a Serbia, uno de los máximos candidatos al título, para meterse entre los cuatro mejores del mundo jugando un partidazo colectivo.

En el marco de un inicio friccionado y cortado por las faltas, Argentina inició mejor, con buenas rotaciones de balón y lastimando con ataques rapidos. Por eso la Selección se adelantó 12-4 a 7m39s del cierre. No obstante, la Albiceleste entró rápido en penalización, Delía (2) y Gallizzi (3) se cargaron de faltas por bancar a Jokic y Serbia de a poco se metió en partido (16-16) e incluso pasó al frente 21-22 en el último minuto de juego. Sin embargo, tres conexiones de Campazzo – Deck (6 puntos consecutivos) le dieron a los dirigidos por Oveja Hernández la ventaja de cara al primer descanso (25-23).

Ya en el segundo cuarto, Argentina mejoró en el aspecto defensivo y se bancó el poderío serbio sin tener problemas de faltas. A partir de todo lo que generó su media cancha, la Selección se mantuvo al frente en todo el segmento. Primero por Laprovittola y después por el tándem Vildoza – Garino (36-28; 42-34). A Serbia, en frente, le costó encontrar tiros claros en ofensiva aunque salió a flote apostando al 1vs1 de Bogdanovic y Jokic. Por eso es que al descanso largo se fue arriba la albiceleste 54-49.

A la vuelta de los vestuarios, Argentina siguió con su defensa asfixiante para mantenerse adelante (64-59) frente a un elenco serbio que siempre trató de poner la pelota lo más cerca del aro posible. En lo sucesivo, Serbia mejoró en su aspecto defensivo, sobre todo porque le llegó a los tiradores argentinos y no permitió lanzamientos cómodos. No obstante, si bien los balcánicos se acercaron,  la tarea atrás de nuestra selección no fue mala, liderada por Marcos Delía y eso fue lo que le permitió irse al frente por la mínima al último descanso (68-67).

Ya en el epilogo, Serbia logró pasar al frente (68-70) pero Argentina en ningún momento perdió la compostura. Un par de triples de Garino y Campazzo, más las apariciones claves de Scola hicieron entrar a la Selección 91-80 arriba a 1m40s del cierre. Un par de estiletazos de Bogdanovic lo pusieron a Serbia a seis (91-85) a 1m20s. Pero ahí apareció nuevamente la calma tras una bomba de Campazzo, una defensa y una volcada de Deck que terminaron sentenciando el partido.

Ahora, Argentina deberá esperar el rival que saldrá de Francia y Estados Unidos. La próxima cita será el viernes.

 

Deja tu comentario

comentarios