ELECCIONES: URUGUAY VIVIÓ UNA HISTÓRICA ELECCIÓN CON UN INESPERADO FINAL

Pese a que el opositor cosechó la mayoría de los votos, la Corte Electoral informó que los resultados finales se conocerán entre el martes y el viernes próximo debido al estrecho margen. Los analistas aún no pueden definir qué provocó la recuperación del candidato oficialista, aunque algunos ya señalan a un responsable: el ex general Manini Ríos.

Una histórica elección vivió anoche Uruguay con un final inesperado donde Luis Lacalle Pou (Partido Nacional), el favorito para ganar de manera amplia según todas las encuestas, terminó en un cabeza a cabeza con su contrincante, Daniel Martínez, del gobernante Frente Amplio. Algo que los analistas no pueden definir aún bien sucedió entre el jueves y el domingo, que hizo que más de 180 mil uruguayos cambiaran su voto. Más allá de esto, Luis Lacalle Pou es el nuevo presidente de Uruguay.

Debido a que existen más votos observados que la diferencia entre ambos candidatos se debe esperar a que los mismos sean escrutados para que se reconozca por la Corte Electoral el triunfo del candidato nacionalista. Los votos observados son casi en su totalidad de los integrantes de las mesas receptoras y los custodias (que son militares).

La diferencia es de 30.059 votos y los observados llegan a poco más de 34 mil. Con el 99,5% de los votos Lacalle Pou obtuvo 1.161.990 (50,5%) y Daniel Martínez 1.131.931 (49,3)

No obstante la tendencia de los votos observados históricamente siguen a los de los votos en general.

En su discurso de anoche Martínez no reconoció su derrota, agradeció a la militancia y pidió que se esperen los resultados finales (con el escrutinio de los votos observados) en tranquilidad. El jefe de campaña del FA, Yamandú Orsi, reconoció que es muy difícil que cambien los resultados con los votos observados, pero dijo que el mensaje de Martínez fue principalmente para que la gente que estaba en el acto se retirara tranquilamente, acotando que “los resultados muestran que no era cierto que el 60% de la población quería que nos fuéramos”.

Lacalle Pou quién dio su discurso después de Martínez, manifestó que había sido “una noche intensa para todos” y “queremos tener una sociedad unida” asumiendo el 1 de marzo de 2020 “un gobierno multicolor en el país”. Agregó que “formalmente sabremos los resultados en pocos días, pero lamentablemente el candidato de gobierno no nos llamó y reconoció que el resultado es irreversible. En Uruguay casi una mitad votó a un candidato y la otra mitad más un poquito a otro candidato … este resultado de hoy confirma que el próximo gobierno debe unir a la sociedad y a los uruguayos y estoy seguro de que todos van a colaborar en su debido término”.

“Vamos a vivir una semana inédita y la paciencia y la prudencia hay que llevarla a un grado superior… si supimos perder hay que saber ganar” y le dedicó un saludo en especial a su padre, el ex presidente Luis Alberto Lacalle: “Las nubes pasan y el azul queda”.

También agradeció al presidente Tabaré Vázquez por haberlo llamado (a diferencia de Martínez) y lo consideró “un gran republicano”.

Luis Lacalle Pou llegó a este balotaje acompañado por una coalición de compuesta por el partido Colorado, Cabildo Abierto, Partido de la Gente y Partido Independiente. Al comentar los resultados de la elección, uno de los socios de la coalición que impulsó a Lacalle Pou, el colorado Ernesto Talvi dijo que “la ventaja es indescontable y eso lo debió haber dicho Martínez en su discurso” y que los resultados muestran que desde este lunes “el país es uno solo”.

Los números sorprendieron a los analistas, los políticos y la población en general, paralizándose todo el país sobre las 20 y 30 cuando las encuestas comenzaban a decir que no se sabía quién era el ganador. Hasta 24 horas antes el promedio de las encuestadoras daban a Lacalle Pou ganando cómodamente con una ventaja de por lo menos 7 puntos sobre su adversario (49% a 42%). Se habla de que existió un “voto miedo de último momento” en factores que van desde la situación económica (no se sabe como la manejaría Lacalle Pou ya que el Frente Amplio dio cierta estabilidad en 15 años) hasta la difusión en las redes de un discurso de un socio del candidato nacionalista, el líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos.

La coalición significaban unos 180 mil votos de ventaja entre la primera vuelta y la segunda. Daniel Martínez tuvo en la primera vuelta el 39% de los votos (949 mil) contra 28% de Lacalle Pou (696 mil votos). Pero para la segunda vuelta, Lacalle Pou logró sumar a la oposición. De esta manera se alcanzaba 1.3 millones de votos. Los mismos (en teoría) eran aportados de la siguiente manera: Partido Nacional 696 mil, Partido Colorado 300 mil votos, Cabildo Abierto 268 mil, Partido de la Gente 26 mil y Partido Independiente 23 mil.

En porcentaje sumaban casi un 50% contra el 39% que mantendría Martínez. Las últimas encuestas antes de las elecciones daban a Lcalle Pou con promedios de entre 47% a 51% y a Martínez entre un 40% y 42%. la pregunta que todos se hacían anoche era como Martínez logró en pocos días ese 7% más y la caída de Lacalle Pou.

Muchos analistas señalaban anoche a un culpable: el ex general Manini Ríos. No es que perdiera a sus votantes, sino que habría hecho de miles de votantes colorados se volcaran a última hora hacia Martínez. Es que el viernes se difundió por las redes un video donde Manini exhortaba a los militares a votar por Lacalle Pou.

“Desde el Gobierno, sistemáticamente han atacado a la institución armada, hoy les piden su voto y son los mismos que han puesto en duda la propia necesidad que existan las Fuerzas Armadas. Son los mismos que no se cansan de insultar a aquel que viste un uniforme. Son los mismos que despectivamente llegaron a llamarlos carne con ojos. Hoy les piden sus votos”. En el mensaje agrega que “pintan muros frente a las unidades militares. Prometen mejoras que nunca implementarán. En definitiva se burlan una vez más a quienes visten el uniforme de nuestra patria. A ellos, esta vez, los soldados les contestamos que ya los conocemos”.

Este video generó polémica y esto fue reforzado por una publicación del Centro Militar que también llamó a votar a Lacalle Pou “para extirpar el marxismo”. Manini dijo anoche en conferencia de prensa que solo era un video enviado por WhatsApp, restandole importancia.

El candidato colorado, el economista Ernesto Talvi, dijo ayer al ser consultado por el video: “Quiero que se queden tranquilos de que vamos a tomar postura”. Pero Talvi en el pasado ya había cuestionado a Manini. Inclusive había dudado de integrar una coalición con el ex general del Ejército y también había dicho antes de la primera vuelta que podría llegar a apoyar a un gobierno de Daniel Martínez. De esta manera todo indica que los 182 mil votos que recibió Martínez desde la primera vuelta hasta ayer salieron básicamente desde el Partido Colorado, en especial de los votantes de Talvi, donde tenía una fuerte base con jóvenes con educación mayormente universitaria y profesionales. También de algunos votantes del Partido Nacional del sector wilsonista (del ex líder Wilson Ferreira Aldunate) quién fuera perseguido por la dictadura militar (1973 – 1984).

El resurgimiento

El gran triunfador de la noche fue sin duda Daniel Martínez. El ex intendente de Montevideo había sido prácticamente abandonado por la dirigencia tras el muy malo resultado de la primera vuelta y los resultados que venían dando las encuestas. Tanto es así, que su pretensión de volver a postularse a la comuna de la capital del país, había sido descartada.

La campaña de los últimos días por parte del Frente Amplio la realizaron diversos colectivos, grupos de profesionales de diferentes sectores, artistas, y la militancia puerta a puerta se estima que también influyeron, también como un mensaje hacia la dirigencia.

De esta manera y de manera inesperada. Martínez logra posicionarse como un nuevo líder dentro del Frente Amplio. No obstante desde la oposición y los analistas políticos le criticaron no haber reconocido la derrota y darle esperanzas a los militantes de que con los votos observados se pudiera dar vuelta el resultado a su favor.

Deja tu comentario

comentarios