LA INESPERADA CONFESIÓN DE MESSI SOBRE SU DUELO CON CRISTIANO

El astro argentino se refirió a los duelos con el portugués cuando ambos se enfrentaban con asiduidad en España. Y dejó una frase sorprendente.

Juntos marcaron una época. Y si bien hay nombres que amagan a hacerle sombra a su grandeza (Neymar, Kylian Mbappé, entre otros), todavía exhiben su talento en el más alto nivel. Por algo, Lionel Messi y Cristiano Ronaldo se prestaron el rótulo de mejor futbolista del mundo a lo largo de más de una década, con los títulos y los premios The Best y el Balón de Oro como botín. Y en el contexto del fútbol español protagonizaron grandes clásicos en los Barcelona-Real Madrid que los tuvieron como bandera. Pero el portugués decidió abandonar la Casa Blanca en 2018 para asumir un nuevo desafío en la Juventus de Italia, que pagó 100 millones de euros para hacerse de sus servicios.

La mudanza de CR7, quien está a punto de cumplir 35 años, le quitó condimento a los clásicos y a las pujas ligueras. Y el Pulga, de 32 años, reconoció que extraña la rivalidad en el día a día. La confesión se dio en una entrevista que el astro rosarino le brindó a DAZN. “Fue especial la competencia con Cristiano y fue un duelo que va a quedar para siempre; no es fácil mantenerse tantos años compitiendo en el máximo nivel, y más en los dos equipos en los que estábamos, tanto el Madrid, como el Barsa, los dos mejores del mundo. Competir de igual a igual tantos años fue muy lindo; se trató de un duelo deportivo en lo personal y la gente también lo disfrutó. La gente del Madrid, del Barsa y los que gusta el fútbol, lo disfrutaban”, señaló el delantero rosarino.

“Obviamente que cuando Cristiano estaba en el Madrid, si bien los partidos siempre son especiales, que esté él lo hacía mucho más especial también. Son etapas que quedan atrás, que vamos quemando. Esto sigue y es lo que hay ahora”, concluyó, con una sonrisa.

No es la primera vez que Messi acepta que la batalla futbolística con Cristiano lo potenció. Luego de ganar el último Balón de Oro, que le permitió sacarle una luz de ventaja al luso (seis contra cinco), comentó: “Por un lado, me gustaba tener cinco Balones de Oro y ser el único. Cuando Cristiano me igualó, admito que me dolió un poco, ya no estaba solo en la cima. Pero en ese momento Cristiano tenía méritos para llevarse el Balón de Oro y yo no podía hacer mucho más”.

“Entiendo por qué no ganaba. No cumplíamos el objetivo de ganar la Champions y esa es la competición que da más oportunidades de llevarse el Balón de Oro. Cuando Cristiano Ronaldo iba ganando los trofeos era porque hacía muy buenas temporadas y ganaba la Liga de Campeones, siendo además determinante”, aceptó lo sucedido en 2008, 2013, 2014, 2016 y 2017, cuando CR7 fue ungido como el mejor jugador del mundo.

Deja tu comentario

comentarios