GENDARMERÍA AUN NO RECIBIÓ NINGUNA ORDEN DE REVISAR EL PERITAJE DE NISMAN

Los dichos de la ministra de Seguridad y hasta del propio presidente todavía no se concretaron en directivas concretas. Fuentes oficiales confirmaron que se avanzará en “el mediano plazo” con el fin de buscar “un protocolo para otras fuerzas”.

Apenas asumió, la ministra de Seguridad Sabrina Frederic anunció una “revisión” de la pericia que realizó la Gendarmería en la causa judicial sobre la muerte de Alberto Nisman. Ocurre que ese estudio avaló la hipótesis del homínido del fiscal, algo que incomoda a un sector del kirchnerismo. No fue una declaración al pasar, aunque sus dichos trajeron polémica porque la Gendarmería actuó por pedido de la Justicia. Solo el juez podría ordenar esa revisión. Frederic salió a aclarar que se trataría de una “revisión técnica-administrativa”. Pero todavía se discuten los alcances de esos dichos. Es más, no está claro el formato ni quiénes participarán de la revisión. En el Ministerio de Seguridad aseguran que “permitirá conformar un protocolo para otras fuerzas de seguridad”. Por ahora son solo dichos. Los nuevos jefes de la Gendarmería todavía no recibieron ninguna orden concreta.

“Nosotros somos Poder Ejecutivo nacional y las fuerzas dependen de nosotros, con lo cual la revisión que nosotros podemos hacer es una revisión técnica-administrativa”, repitió una y otra vez la ministra Frederic ante la polémica. El propio presidente Alberto Fernández salió a respaldarla y criticó el informe. “Nunca vi una pericia de esa naturaleza”, disparó en una entrevista.

Oscar Parrilli, el hombre que manejó la AFI luego de la salida de Horacio “Jaime” Stiuso, fue más directo: “El peritaje de Gendarmería por la muerte de Nisman fue una truchada total”.

Ante la ola de declaraciones, la Asociación de Fiscales y Funcionarios del Ministerio Público Fiscal de la Nación manifestó su honda preocupación y pidió que “los cuestionamientos vertidos a través de los medios de comunicación sobre prueba pericial de la investigación, sin sustento legal alguno, proveniente de la más alta autoridad del Poder Ejecutivo y no siendo por lo tanto parte de un proceso, no pueden dejar de ser interpretados como un intento de injerencia en el sistema de justicia y en el desempeño del Ministerio Público”.

El fiscal Carlos Rívolo, que preside esta entidad, se preguntó en un entrevista televisiva por qué no se revisa cómo se trató la escena del crimen en el baño del fiscal Nisman.

En la Gendarmería admiten que las declaraciones públicas de Frederic y Fernández generaron cierto temor en los peritos involucrados, aunque nadie duda de su actuación. “Tienen familias que miran la televisión y se preocupan”, dijo una fuente.

Todos los peritos que intervinieron en la pericia de Nisman siguen en la fuerza, pudo saber este medio.

En el Ministerio de Seguridad buscan llevar tranquilidad. “La revisión permitirá conformar un protocolo para todas las fuerzas de seguridad”, dijo un vocero. Y agregó: “No hay ninguna caza de brujas”.

La polémica revisión no se hará en el corto plazo. De hecho, todas las fuentes admiten que aún no se discutió cómo se llevará a cabo. Se descarta que se convocará a expertos criminalistas, posiblemente del Cuerpo Médico Forense, donde están los mayores expertos en la realización de autopsias.

La pericia de la Gendarmería -realizada por más de 20 peritos en criminalística, medicina legal, análisis químicos, balística y huellas y rastros- significó un cambio radical en la investigación porque avaló la teoría del homicidio y concluyó que hubo dos personas dentro del baño. A fines de 2017, la Cámara Federal avaló ese estudio.

Diego Lagomarsino sigue siendo que ese estudio no es válido y que estuvo direccionado. “Había un maestro mayor de obras, ingenieros y solo cuatro criminalistas”, dijo esta semana en una entrevista con TN. También apunta a la aparición de la ketamina para intentar desprestigiar el estudio.

En el expediente, la polémica sobre la pericia no tuvo ninguna trascendencia. En la Fiscalía de Eduardo Taiano, a cargo de la investigación, dejaron trascender que no habrá revisión judicial. Luego de la feria de enero, el fiscal deberá responder un pedido de la defensa de la madre de Nisman, Sara Garfunkel, que solicitó que se le envíe un oficio al presidente Alberto Fernández para que intervenga personalmente en la cuestión.

La polémica ocurre en medio del recambio de jefaturas de todas las fuerzas. No es un detalle menor. Las nuevas autoridades del Ministerio también se están acomodando. En ese contexto, nadie quiere dar un paso en falso.

Por las dudas, en Gendarmería advierten que los nuevos jefes no tuvieron ninguna injerencia sobre la pericia. El nuevo director nacional, comandante general Eduardo Luis González, se desempeñaba en el Comando de Región III, en Córdoba, y en la Dirección de Bienestar y Sanidad. Y el subdirector nacional, comandante general Gerardo Cristian Daniel Chaumont, estuvo en el Centro de Comando y Control y luego en la Dirección de Investigación Criminal (ya había terminado la pericia).

Tampoco es irrelevante el rol que tuvo la Gendarmería durante el gobierno anterior, especialmente a partir del caso Maldonado. La ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich fue despedida con honores y recibió la réplica del sable de Martín Miguel de Güemes, la más alta distinción de los gendarmes. Esa sable estaba gravado con la frase que utilizó Bullrich cuando tuvo que exponer en el Senado: ”No voy a hacer la injusticia de querer tirar a un gendarme por la ventana”.

En el ministerio de Seguridad insisten que las palabras de Frederic se “malinterpretaron” y admiten que hubo “un problema de comunicación”. Su par bonaerense, Sergio Berni, se involucró en la polémica y llego a decir que Frederic “no tiene facultades para ordenar una revisión”. Pero no hay grieta en este tema. “Piensan los mismo”, dijeron cerca del ministro de Kicillof.

Públicamente, Berni también cuestionó el estudio de Gendarmería: “No me cambió nada el documental (sobre el caso de Nisman). Hubo errores en la pericia de la Gendarmería. No hubo ketamina”, dijo esta semana.

Berni repite que su jefa es Cristina Kirchner. Frederic responde a Alberto. Ambos cuestionan lo que hizo la Gendarmería.

Deja tu comentario

comentarios