LA VENTA DE CÁMARAS DE FOTOS SE REDUJO POR LOS TELÉFONOS CELULARES

Los teléfonos celulares son equipados con cámaras que generación tras generación logran mayor calidad, e incluso hay modelos como el iPhone o el Pixel de Google que llegan a lograr imágenes que no tienen nada que envidiarle a los costosos equipos profesionales.

La popularidad de estos dispositivos que llevamos en el bolsillo hizo que todos tengamos una cámara de fotos con nosotros en cualquier momento, por lo que la cantidad de fotografías que se toman es mayor que nunca. Sin embargo, se perdió el interés por tener un aparato dedicado a tal fin.

Así lo muestra el gráfico realizado por Statista con datos de CIPA(la Asociación de Productos de Cámara e Imagen).

Infografía que muestra los envíos mundiales de cámaras fotográficas por los fabricantes miembros de CIPA. (Statista)
Como se puede apreciar, los fabricantes pasaron de distribuir 121 millones de aparatos en 2010 en todo el mundo a 25 millones en 2017, lo que supone un número casi cinco veces menor.


La era de la fotografía computacional

Y es que cada vez es menos conveniente llevar costosos equipos y lentes cuando pueden obtenerse imágenes de gran calidad con un teléfono relativamente barato.

Cada vez es menos conveniente cargar costosos equipos con pesadas lentas. (Authentic Images)

La “fotografía computacional” es la apuesta de las grandes empresas tecnológicas como Apple y Google, y ambas están logrando resultados sobresalientes, que puede verse en sus productos.

Se entiende por “fotografía computacional” a las técnicas de captura procesamiento de imágenes digitales que utilizan software (algoritmos) en lugar de procesos ópticos. De esta manera, se pueden mejorar las capacidades de una cámara o lograr resultados imposibles por otros medios.Así funciona el modo retrato en un teléfono Pixel 2. (Google)

En general, al tomar una foto, lo que estos sistemas hacen es generar unarápida sucesión de imágenes con distintas exposiciones, que luego combinan en una sola fotografía. Esto logra mejores resultadostanto en situaciones de poca luz como de alto rango dinámico, además de capturar muchos más detalles de la imagen.

Desde lograr retratos con desenfoques (bokeh) dignos de profesionales, hasta tomas en movimiento o con muy poca luz que hace pocos años hubieran resultado irrealizables.

Microprocesadores dedicados, procesamiento de imágenes cada vez más complejos comandados por la inteligencia artificial y sensores cada vez más eficientes son la base para un desarrollo que está en pleno auge.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte