VIDAL OTORGÓ UNA NUEVA SUBA SALARIAL A LOS DOCENTES POR DECRETO

La gobernadora María Eugenia Vidal otorgó un nuevo aumento salarial por decreto a los docentes de la provincia de Buenos Aires, que se pagará en septiembre. La suba acumula en lo que va del año conlleva un alza promedio del 20.7 por ciento, según informó el gobierno.

Los gremios expresaron un “rotundo rechazo” a la modificación salarial que calificaron como “miserable”.

“La gobernadora da un aumento por medio de ese decreto del 19 por ciento. Finalizado septiembre la inflación será del 31 por ciento”, aseguró el Frente de Unidad Docente que no cuenta las sumas por materiales didácticos a la hora de informar el alza promedio de sus ingresos.

“De este modo el gobierno intenta convalidar autoritariamente una baja del salario docente con un decretazo”, expresaron los sindicatos.

Y advirtieron: “Seguiremos defendiendo la educación pública y los derechos de los trabajadores de la educación. Basta de ajuste y mentiras”.

Firmaron la declaración conjunta el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (Suteba), la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), la Asociación de Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires y el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP).

Ayer los representantes de este Frente de Unidad Docente fueron recibidos en la Conferencia Episcopal Argentina por Monseñor Jorge Lugones.

Los referentes del Frente solicitaron a Lugones que “interceda para reabrir los canales de diálogo que hace más de treinta días son inexistentes”, según declaró la referente de la FEB Mirta Petrocini.

Se solicitó también que la Iglesia haga gestiones para que el gobierno convoque “a un diálogo que tienda a resolver el conflicto dando respuestas a una situación crítica e inédita”.

“Le hemos trasmitido nuestra preocupación a la Pastoral Social y se comprometieron a interceder para que el gobierno nos escuche”, dijo Roberto Baradel.

“Hemos decidido este curso de acción debido a la intransigencia e irracionalidad de la Gobernadora Vidal que hace más de un mes no convoca a paritarias en una clara estrategia de dejar abandonados a los trabajadores de la provincia”, sostuvo Díaz.

“Hay una desidia, una estrategia de la Gobernadora de no hacer ninguna oferta”, dijo en referencia a que la última oferta realizada el 18 de agosto último.

Lugones -que quince días atrás se reunió con Vidal junto a otros Obispos del Gran Buenos Aires- se comprometió a intentar reabrir los canales de diálogo, según se informó desde el Frente Gremial.

“El Frente Docente expuso sobre la situación de los comedores, sobre infraestructura escolar y sobre la paritaria. Monseñor Lugones los escuchó y se comprometió a interceder para reanudar el diálogo”, indicaron en la Pastoral Social.

En tanto desde el gobierno de la provincia de Buenos Aires se informó que se seguirá negociando con los sindicatos docentes pero no hay una nueva fecha aún para una nueva ronda de negociación salarial.

Por cuerda separada, una comisión gremial concurrió ayer a la Legislatura para buscar otros interlocutores donde hacer valer sus reclamos. Los delegados gremiales fueron recibidos por legisladores del Frente Renovador, de Unidad Ciudadana y del peronismo kirchnerista. Participaron de una reunión de la comisión de educación liderada por el diputado oficialista Guillermo Castello.

Fuente: La Nación.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte