CANELO ÁLVAREZ FIRMÓ EL CONTRATO MÁS GRANDE EN LA HISTORIA DEL DEPORTE

El boxeador Saul Canelo Álvarez firmó un contrato histórico con la plataforma mundial de streaming DAZN. El acuerdo fue por 365 millones de dólares y le permitirá al canal deportivo transmitir los próximos 11 combates del púgil, durante los próximos cinco años.

Este es el mayor contrato de la historia del deporte, superando el de 325 millones de dólares firmado por el beisbolista Giancarlo Stanton con los Miami Marlins en 2014. 

“Esto es gracias al trabajo duro. Lo más importante para mí era darles a los fanáticos la oportunidad de verme pelear sin la necesidad de pagar 70 dólares. Eso es lo más importante de todo esto”, declaró el actual campeón mundial de peso mediano.

Por otro lado, el boxeador de 28 años manifestó que le gustaría volver a pelear ante el estadounidense Floyd Mayweather: “Si él quiere regresar y está motivado para hacerlo, tendría que hacerlo bien. Debería hacerlo bien y darme la oportunidad de tener esa revancha y demostrar quién es mejor”, destacó Canelo.Canelo Alvarez quiere una revancha ante Floyd Mayweather (Foto: John Gurzinski, AFP).

El próximo compromiso del mexicano será en diciembre, cuando se enfrente al británico Rocky Fielding por el cinturón de campeón mundial de peso supermediano. “La pelea de diciembre con Fielding es peligrosa. Subiré de peso y no sé cómo se vaya a sentir mi cuerpo. Pero siempre me gustan los retos”, manifestó Álvarez.

Álvarez (50-1-2, 34 nocauts) viene de ganarle al kazajo Gennady Golovkin por decisión por el cetro mediano en septiembre. Esa pelea, como la mayoría de las principales carteleras del boxeo, se transmitió con el formato de pay per view. Costó 84,95 dólares verla en alta definición.

Los fanáticos pagarán mucho menos con DAZN, con una suscripción mensual de 9,99 dólares en Estados Unidos.

Bajo el acuerdo, Golden Boy también presentará 10 veladas con peleas por año que se transmitirán en vivo por DAZN a partir de inicios de 2019.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte