EVO MORALES ANUNCIÓ QUE PACIENTES CON CÁNCER PODRÁN TRATARSE GRATUITAMENTE EN BOLIVIA

El Presidente de Bolivia comunicó la decisión el mismo día que el perdió la vida chico de 13 años cuya madre había quedado presa en Salta por intentar llevar cocaína de su país a Buenos Aires para pagar la quimioterapia del nene.

Claudia S.E. se encontró atrapada. Cuando en septiembre del año pasado se enteró que su hijo tenía un tumor maligno en el fémur de su pierna derecha y que había que iniciar quimioterapia urgente para que el cáncer no se expandiera por el organismo de Fernando, de 13 años, eligió arriesgarlo todo. Con el afán de conseguir dinero para pagar el tratamiento, se entregó a la mafia narco y buscó pasar un kilo de cocaína a Argentina a cambio de 500 dólares.

La historia se hizo trístemente célebre: Claudia fue descubierta por Gendarmería en Salta, quedó detenida, Fernando primero se deprimió por el encarcelamiento de su madre y abandonó el tratamiento, luego le amputaron una pierna y finalmente este último jueves el chico murió. Pero lo hizo tras cumplir el deseo de ver a su mamá, quien tras conocerse su historia consiguió un permiso judicial para viajar a Bolivia por “causas humanitarias”.

La historia de Claudia y Fernandito, conocido en su barrio como “Chumpita”, conmovió a toda Bolivia y resucitó el debate sobre la salud pública y gratuita y, específicamente, respecto de la situación de los pacientes con cáncer en ese país.

Impactado por la historia que contó este medio, el presidente Evo Morales anunció finalmente el último miércoles que el Estado cubrirá los tratamientos oncológicos de todos los pacientes oncológicos de Bolivia durante un año, algo para lo que hasta ahora había que pagar, tanto en hospitales públicos (aproximadamente 700 dólares) como privados (U$D 4.500).

El programa sanitario arrancará en dos centros especializados privados de la capital nacional, La Paz. “Hemos decidido con las hermanas y hermanos presentes acá que el Gobierno nacional se encargará del tratamiento gratuito por un año de radioterapia”, aseguró Morales en una conferencia de prensa que dio rodeado de representantes de la Asociación de Pacientes con Cáncer de ese país.

El Primer Mandatario además adelantó que habrá un equipo médico a disposición para visitar pacientes en sus casas y una ambulancia para hacer traslados. “Duele escuchar. Ha sido una gran lección escuchar este problema”, admitió Morales, tras mantener una reunión con su vice, Alvaro García Liñera, el ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, y los pacientes agrupados, a quienes les comunicaron las novedades tras el caso de Fernandito.

El servicio arranca de inmediato. El Gobierno estima que hay 80 personas que necesitan atención urgente, como fue el caso de Fernando, y desde la Asociación de Pacientes con Cáncer aseguraron que hay 12 pacientes que no pueden esperar.

El anuncio trajo críticas respecto de por qué se brindará esta atención en La Paz. “Es porque la única unidad de radioterapia que tenía el sistema público de Bolivia dejó de funcionar por hechos de corrupción. El personal especializado es escaso y hacía cobros ilegales e indebidos a los pacientes. Estuvieron cobrando por un simulador que no existía, hacían tráfico de pacientes”, detalló el viceministro de Salud y Promoción nacional, Alvaro Terrazas. Por esos casos hay dos médicos presos.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte