LA CARAVANA MIGRANTE REANUDÓ SU MARCHA POR MÉXICO

Cerca de 2.000 personas desistieron en su intento de llegar a Estados Unidos por tierra. La travesía ha provocado un conflicto entre los países centroamericanos y Estados Unidos, que amenazó con cerrar la frontera.

Los presidentes de Honduras y Guatemala, Juan Orlando Hernández y Jimmy Morales, aseguraron que casi la mitad de los casi 5.000 migrantes de la caravana que intenta llegar a Estados Unidos por tierra han vuelto a sus países.

En conferencia de prensa conjunta, los mandatarios señalaron que cerca de 2.000 ya habían regresado y otras 486 estaban volviendo, parte de un grupo de cerca de 5.000 migrantes en su mayoría hondureños que cruzaron a Guatemala y esperan ingresar a México antes de llegar finalmente a Estados Unidos.

Los miles de migrantes -hombres, mujeres y niños- salieron hace una semana de San Pedro Sula y la mayor parte llegaron el viernes a la frontera de Guatemala y México,donde miles de ellos, unos 3.000, estaban esperando para cruzar y seguir su destino hacia Estados Unidos con el deseo de tener un mejor futuro fuera de la pobreza y la violencia.

De acuerdo a periodistas de AFP, algunos de ellos ya habían reanudado este domingo su marcha hacia la frontera con Estados Unidos.

Por su parte el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, habló por teléfono con ambos líderes para abordar el fenómeno, en especial luego de que Donald Trump, mandatario estadounidense, amenaza con cerrar la frontera con México para frenar a la caravana.

El Gobierno de México informó el sábado que 640 migrantes han solicitado refugio en el país en el punto fronterizo Suchiate, a cuyas puertas se agolpan miles de miembros de la caravana hondureña que buscan ingresar a su territorio.

Durante la recepción de extranjeros en Ciudad Hidalgo, frontera con Guatemala, el Instituto de Migración de México ya “atendió a 640 migrantes que han presentado solicitud de refugio”, informó la Secretaría de Gobernación en un comunicado.

El ministerio aseguró que durante los trámites, se ha estado “privilegiando en todo momento el derecho humano que tiene cualquier extranjero de recibir protección del Estado Mexicano”.

Ante la caravana de migrantes hondureños que llegó este viernes a su frontera sur, México ha mantenido una política de puertas abiertas y sus funcionarios de migración pactaron con dirigentes de los migrantes tener una entrada ordenada al país.

Este viernes, un grupo de migrantes intentó entrar por la fuerza a territorio mexicano, donde el Gobierno desplegó policías desarmados, algunos de los cuales resultaron lastimados, de acuerdo con las autoridades.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte