APARECIÓ LA CHICA QUE FALTABA DESDE HACE 3 DÍAS EN RAMOS MEJÍA

Final feliz para una desesperada búsqueda. Guadalupe Rovati Mora, la joven de Ramos Mejía que desapareció el sábado en la localidad bonaerense de Merlo, fue encontrada sana y salva después de que su familia no supiera nada de su paradero durante tres días.

La adolescente de 17 años fue encontrada en la casa de un joven de su misma edad en el barrio Matera de Merlo, a pocas cuadras de la casa de su abuela, lugar adonde creían los padres que se había ido el día de su desaparición.

De acuerdo a las primeras versiones, la joven se había quedado a dormir durante las últimas noches en la casa de un amigo que conoció hace dos meses a través de la red social Facebook.

Guadalupe Mora fue encontrada por efectivos de la Policía Bonaerense. Inmediatamente después de comprobar que se hallaba en buen estado de salud, los especialistas sometieron a la adolescente a todo tipo de pericias.

Se espera que en las próximas horas la chica pueda reencontrarse con su familia y aclarar lo ocurrido.

Durante el tiempo en el que Guadalupe estaba desaparecida, la propia madre de la joven había admitido que la joven había protagonizado un intento de fuga meses atrás.

Rovati había desaparecido el sábado por la tarde, cuando había salido de su casa para visitar a su abuela, en el barrio Rivadavia.

El lugar donde la joven se había bajado del colectivo, antes de que se le perdiera el rastro
El lugar donde la joven se había bajado del colectivo, antes de que se le perdiera el rastro

La joven había sido acompañada por su mamá hasta la estación de Merlo con la intención de que tomara un solo colectivo: el 236. No notó nada extraño mientras su hija se iba, nada fuera de lo usual.

Osvaldo Rovati, padre de la joven, explicó que le habían pedido a Guadalupe que enviara a lo largo del camino su ubicación actual a través del GPS de Whatsapp. Así pudieron saber que la joven se bajó una parada antes, en Lafayette y Carlos Lara de Maldonado, en el barrio Rivadavia.

La mamá llamó entonces a la adolescente y le explicó hacia dónde ir. “Estaba a cinco cuadras de la casa de su abuela, pero estaba desorientada”, contó Osvaldo a este medio. Su madre intentó darle directivas para que llegara a casa de su abuela. Luego no pudieron volver a contactarla.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte