LA NAFTA SUBIÓ 10% EN DÓLARES Y SE MANTIENE ENTRE LAS MÁS CARAS DE LA REGIÓN

A pesar de sostenerse la caída del precios del petróleo crudo en el mercado internacional, y bajó el tipo de cambio, en el país el valor de los hidrocarburos sigue entre los más altos del planeta.

Un 75% contra 116% es la brecha entre cuánto subió el precio de la nafta y la evolución del tipo de cambio cuando llegó a su pico (en septiembre). Es el principal sostén de las petroleras cuando explican la necesidad de incrementos adicionales del precio al público. Frente a costos dolarizados, argumentan hay que actualizar ingresos, sostienen.

Sin embargo, una preocupación que surgió en los últimos meses es la capacidad del consumidor para hacer frente a la suba simultánea de precios y baja real de los salarios, y no empezar a recortar consumo, porque aún no se actualizaron las remuneraciones desde el comienzo del proceso devaluatorio. Ese panorama se empeoró aún más frente a los aumentos más recientes de entre 5% y 7%, que las petroleras Shell y Axion ya aplicaron.

Con esas subas, el precio del litro de nafta medido en dólares vio un incremento del 9,8%, usando una divisa igual a $36,50 como referencia. Eso llevó el nuevo precio a  USD 1,23; por encima del promedio mundial y entre los más altos de la región.

Así, la nafta en Argentina es 48% más cara que en los EEUU (USD 0,83 por litro) y 17% superior que en Canadá (USD 1,05).

A nivel regional, es la 10ª más cara. Países como Chile (USD 1,30 por litro), Brasil (USD 1,28) y Uruguay (USD 1,67) que vieron afectado el valor del carburante por la apreciación reciente de sus divisas.

Sin embargo, eso no se debe a las políticas energéticas o el nivel de tarifas de los mismos (Chile, por ejemplo, es un país importador de crudo), sino que se debe principalmente a que las monedas de esos países se apreciaron en los últimos meses, trayectoria al revés de la que tomó el peso argentino respecto del dólar.

Medido a lo largo del tiempo, el precio en dólares deja en evidencia la combinación de factores tarifarios y cambiarios en el mercado de combustibles argentinos. A fines de julio, mes en el que el avance devaluatorio tuvo una pausa, el precio por litro era de USD 0,83. Respecto de entonces, el valor subió un 48% tomando el valor luego del último aumento.

 

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte