ITALIA EN MÁXIMA TENSIÓN CON LA UNIÓN EUROPEA

El líder del gobierno populista parece dispuesto a todo en su disputa con Bruselas. A pesar de las advertencias de las autoridades comunitarias, insiste con la aprobación de un presupuesto que aumenta el déficit fiscal muy por encima de lo acordado. La amenaza de sanciones y de ruptura, más latente que nunca.

“El 13 de noviembre esperamos una respuesta fuerte y precisa del gobierno italiano. Quiero dialogar, pero es posible que apliquemos sanciones si no podemos llegar a un acuerdo”, dijo este viernes Pierre Moscovici, el comisionado europeo para asuntos económicos y financieros.

El ex ministro de Hacienda francés se convirtió en el principal enemigo de Matteo Salvini, formalmente viceprimer ministro de Italia, pero máxima autoridad del gobierno en los hechos. Moscovici no está dispuesto a aceptar el presupuesto de Roma, que contempla subir el déficit fiscal al 2,4% del PIB, cuando lo que estaba acordado previamente con Bruselas era una reducción del 1,6% actual a 1 por ciento.

En una decisión sin precedentes, la UE rechazó el 23 de octubre el proyecto presentado por Italia y le dio tiempo hasta el próximo martes para reformularlo. Pero no está en los planes de Salvini respetar las decisiones de las autoridades continentales.

“No vamos a cambiar los parámetros del presupuesto”, afirmó en las últimas horas. “Si alguien en Bruselas cree que puede sancionarnos está equivocado. Los ciudadanos italianos jamás lo aceptarían”.

El escenario es de máxima tensión e incertidumbre. Nunca un país había ido tan lejos en su desafío a la UE, e Italia parece lista para seguir tirando de la soga. La situación es especialmente dramática porque es la tercera economía de Europa. El efecto contagio a nivel político y económico de un recrudecimiento de la crisis podría ser devastador para el bloque.

 

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte