DUJOVNE: “ESPERO QUE EN EL 2019 LA ECONOMÍA SEA MENOS VISIBLE”

El ministro de Hacienda y sus colegas del gabinete Dante Sica y Guillermo Dietrich, participaron de un brindis de fin de año.

“Me felicitó y nada más”, dijo Nicolás Dujovne, con una sonrisa, para describir su breve diálogo de este lunes a la mañana con el presidente Mauricio Macri sobre la final de la Libertadores en Madrid. El titular de Hacienda es un conocido hincha de River y festejó, pero se apuró a decir que en ningún momento pensó en viajar a España (incluso aclaró que tampoco usó su platea del Monumental en el partido que se suspendió).

Este mediodía, junto a sus colegas del gabinete Dante Sica, ministro de Producción, y Guillermo Dietrich, de Transporte, el titular de Hacienda brindó por fin de año con la prensa especializada. Dietrich, otro hincha del Millonario, también sonrió (él sí fue con sus hijos al partido suspendido), y Sica seguramente sintió algo de alivio. Hincha de Gimnasia, el ministro platense debe hacer respirado porque con el superclásico pocos le recordaron la final que su equipo perdió con Central por la Copa Argentina, la semana pasada.

Pero el fútbol fue sólo tema de unos minutos. La economía se apoderó de la conversación muy rápido.

Dujovne, que insistió un par de veces con que no hablaría ni de números ni de tiempos, dijo que espera que “el año que viene sea menos visible la economía y que sea más tranquilo”. Al hablar de lo que viene, expresó que parte de la tarea será “trabajar minuciosamente para consolidar las cuentas públicas”.

El ministro volvió a mencionar que la situación de los bonos argentinos responde a la incertidumbre de los inversores por el resultado electoral de 2019. “Los bonos reflejan el riesgo político post electoral. La curva se corta luego de las elecciones. Es evidente que los inversores se se sienten más confiados con este gobierno“, afirmó. Eso sí, no quiso explayarse sobre si el el temor era por la posible vuelta de Cristina Kirchner.

Además, dijo que espera que las exportaciones no afectadas por la sequía terminen creciendo un 15%, que el consumo va a seguir muy condicionado por la inflación, “que está bajando”, y descartó tanto un bono de fin de año para los jubilados como el adelanto para diciembre del aumento que por ley corresponde para marzo.

También hizo referencia al contexto global de la economía, con más incertidumbre por cuestiones del comercio y expectativas que “están empezando a cambiar por las tasas de interés de EEUU. Esto es algo que puede favorecer a los emergentes, “pero tiene que haber un entorno volatilidad baja“.

Cuando se le preguntó si el atesoramiento de moneda extranjera puede ahogar la recuperación antes de las elecciones, aseguró que “no necesariamente: coincide con un periodo en el que va a haber muchas disponibilidad de divisas, sobre todo si hay una buena cosecha gruesa y nos va bien en las encuestas”.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte