RIVER PIENSA EN EL REAL MADRID Y EN SACARSE LA ESPINA D EL BARÇA EN 2015

“The Year of Zayed” es la leyenda que recibe al visitante en Emiratos Árabes Unidos. Un slogan que acompaña aviones, marquesinas y está arraigado en cada habitante de estas arenas. Se cumple un siglo del nacimiento de Zayed bin Sultán Al Nahayan, el padre fundacional de esta nación próspera, y su hijo Khalifa, presidente desde el fallecimiento del gran jeque en 2004, buscó rendirle un tributo oficial.

Es el año del benemérito Zayed, dicho está. Y también es el año de River. Porque ganó la Copa Libertadores, claro. Con un plus que hace de este logro el mayor impacto en 117 años de historia: venció a Boca, nada menos, en un partido de ensueño jugado en el Santiago Bernabéu.

Y aquí está el campeón de América, a bordo del impulso de la victoria, en la tierra de las mil y una noches. Con un genio en el banco, Marcelo Gallardo, que cumplió con casi todos los deseos de esos hinchas de corazón y banda roja.

River realizó su primera práctica en los Emiratos Árabes. (Prensa River)

River ganó nueve títulos bajo la conducción del Muñeco. Y en este diciembre dorado buscará llegar a La Meca del fútbol: derrotar a Real Madrid, el gigante blanco que aterrizará en Medio Oriente con todas sus figuras y un perfil más terrenal que aquel que dirigía Zinedine Zidane y en el que jugaba el increíble Cristiano Ronaldo.

Quedó claro este miércoles en el mismísimo Santiago Bernabéu, el escenario del Superclásico importado desde Argentina, donde CSKA Moscú lo goleó por 3 a 0 en la peor derrota del equipo madrileño como local en una competencia europea.

¿Quién puede discutir, entonces, la ilusión que anida en Núñez?

River realizó su primera práctica en los Emiratos Árabes. (Prensa River)

España quedó atrás, por supuesto, y es momento de enfocarse en un Mundial de Clubes que reparte más de 20 millones de dólares en premios. Será la posibilidad de una revancha para Gallardo y media docena de sobrevivientes de la derrota ante Barcelona en Japón, en 2015: Leonardo Ponzio, Jonatan Maidana, Pity Martínez, Milton Casco, Camilo Mayada y Rodrigo Mora.

A Abu Dhabi llegaron al amanecer del miércoles, cuando Buenos Aires todavía no se había despedido del martes. El vuelo volvió a mostrar postales de la felicidad, pero ya con menos euforia. Y el contraste con Madrid fue muy grande, no sólo por el shock cultural: no había un solo hincha en el aeropuerto. El chanchito se rompió para el inesperado viaje a la capital española y el debut de River recién será el martes 18.

Desde la capital de Emiratos Árabes Unidos partió un micro hacia Al Ain, a 142 kilómetros al este de Abu Dhabi, a pasitos de la frontera con Omán. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es un oasis en el medio del desierto.

La definición es literal. Los manantiales subterráneos que irrigan agua para sustentar granjas forman parte de su cotidianeidad. Por estas horas, también lo será River, que empezó a dar sus primeros pasos en su misión de conquistar el mundo de la pelota.

Hubo un descanso largo, que encontró a todos los futbolistas a la hora del almuerzo. El plantel se entrenó en el estadio Tahnoun Bid Mohammed por la noche, buscando evitar las altas temperaturas. Es que aquí el calor gobierna todo el año con un promedio de 27 grados.

Hubo una buena noticia: la recuperación de Ignacio Scocco “va viento en popa”, según confió un integrante del cuerpo técnico en diálogo con Clarín. El delantero se había perdido las finales de la Copa Libertadores por un desgarro en el aductor de la pierna derecha.

Mientras tanto, Gallardo ya empezó a estudiar posibles rivales en una noche en la que el fútbol movilizó a toda una ciudad. Sí, el estallido de las tribunas del Hazza Bin Zayed, uno de los diez estadios con mejor arquitectura del planeta, hizo más ruido que las mezquitas que llaman a los fieles musulmanes a rezar cinco veces al día.

La llegada de River a Abu Dhabi.
Foto: Diego Haliasz / Prensa River

Los hinchas de Al Ain FC celebraron el triunfo en los penales (4 a 3) ante Team Wellington de Nueva Zelanda, campeón de Oceanía. El ganador de la Pro-League de Emiratos Árabes Unidos perdía 3 a 0, remontó el marcador y consiguió una hazaña en los tiros desde los once metros.

El laureado entrenador observó cada detalle junto a Matías Biscay y a Hernán Buján, sus inseparables colaboradores, que ya demostraron que están para algo más que ser “segundas guitarras” ante la ausencia del líder, suspendido por la Conmebol.

Aunque Real Madrid es el principal objetivo, “el partido más difícil” es la semifinal, según definió el propio Muñeco, sabe que tendrá que superar un rival duro. Al menos, esa sensación dejó la experiencia de 2015. Para jugar contra Barcelona, River tuvo que derrotar primero al Sanfrecce Hiroshima en Osaka. Y la diferencia (1 a 0) fue mínima.

Fuente: Clarín

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte