BANCOS ARGENTINOS PEDIRÁN AYUDA AL CENTRAL POR MORA DE EMPRESAS

Buscan que se baje el monto en sus balances por los créditos en problemas y que se reduzcan encajes y el porcentaje del depósito que no están autorizados a prestar.

Tres trimestres consecutivos de caída en la economía comienzan a impactar en los balances de bancos de Argentina. Y el efecto es mayor en los enfocados al consumo masivo y a las pequeñas y medianas empresas.

 La Asociación de la Banca Especializada (ABE) pidió a funcionarios del Banco Central reducir el monto que sus miembros deben previsionar en sus balances por los créditos en problemas, según tres personas con conocimiento directo del tema. Aunque el incumplimiento es sólo del 3,5% del total, representa el nivel más alto en nueve años, de acuerdo al último informe oficial de bancos.

Los más de 20 bancos y compañías financieras de la asociación —los más pequeños del sector en términos de activos— también pidieron que se reduzca el encaje, el porcentaje del depósito que no están autorizados a prestar, según las personas, que pidieron no ser nombradas porque las discusiones no son públicas.

La misma preocupación salió a luz en una reunión interna de representantes de las grandes entidades locales de la Asociación de Bancos Argentinos (Adeba), según otras dos personas. ABE y Adeba declinaron hacer comentarios. La oficina de prensa del Banco Central no respondió inmediatamente a un pedido de comentario.

“La mora picó en punta en las entidades financieras que están orientadas a consumo”, dijo Valeria Azconegui, analista especializada en bancos de Moody’s en Buenos Aires. “El nivel de previsión está en un 10% por encima del total de la cartera irregular de los créditos a familias y empresas. La cobertura es buena, pero la tendencia es declinante”.

Un banco debe realizar previsiones en su balance a partir de que las familias o empresas se atrasan más de 30 días en el pago de un crédito. El monto mínimo de la previsión varía de acuerdo al nivel de mora y el tipo de garantía.

A mayor previsión, se achican los márgenes de rentabilidad de las entidades. Y el deterioro para los bancos y compañías nucleados en ABE es mayor. El monto de créditos irrecuperables en partidas fuera del balance se ubicó en $1.858 millones en diciembre desde $691,2 millones un año atrás, según datos del Central.

Los bancos también están preocupados por la eventual aplicación de nuevas normas internacionales que les exigirían previsionar según incumplimientos esperados, además de los ocurridos.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte