UN TRABAJADOR MURIÓ LUEGO DE CAER DE UN TECHO

Esta mañana ocurrió un trágico hecho en un reconocido frigorífico de la ciudad.

Héctor Américo Ríos Alarcón (60), murió tras caer de un techo mientras trabajaba en el Frigorifico Viñuela que está ubicado en Rafael Obligado al 5000.

Según se conoció, Alarcón entró a su trabajo a las 5.30 y cerca de las 8.30, un compañero lo encontró tendido sobre unos piletones de residuos.

La hipótesis más fuerte señala que el hombre estaba realizando tareas sobre una estructura, perdió el equilibrio y cayó al suelo desde unos tres metros de altura.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte