EL DURO RELATO DE BUBLÉ SOBRE LA ENFERMEDAD DE SU HIJO NOAH

El marido de Luisana Lopilato habló del peor momento personal que debió enfrentar junto a su familia y señaló que pensó que no volvería a los escenarios.

Michael Bublé se reencontró con su público, luego de comenzar su nueva gira en Australia que lo llevará por varios lugares del mundo, hasta culminar en octubre de este año. El cantante se había alejado de los escenarios en 2016 cuando su primer hijo, Noah, fue diagnosticado con un cáncer de hígado, con apenas dos años de edad. Tanto el artista como su mujer, Luisana Lopilato, se retiraron de su carrera en ese momento y se dedicaron a la salud del pequeño. Ambos retomaron su profesión luego de que el niño recibiera el alta médica.

Actualmente, Noah tiene seis años y está en proceso de remisión de su enfermedad. Bublé y Lopilato además son padres de Elias, de cuatro años, y Vida, de 18 meses. En una entrevista al medio The West Australianel cantante habló del momento más doloroso de su vida. “El cáncer no es algo que se termina. No es una operación o una píldora que te tomás y que finaliza, porque todavía tenés que hacerte estudios y chequeos y es algo que siempre vuelve a tu mente”, sostuvo el canadiense.

“Amo mi vida”, aseguró el artista, y señaló que cuando se retiró de los escenarios para dedicarse a su hijo no lo dudó aunque no sabía “si iba a volver”: “Es un mundo lleno de grandes artistas; la gente sigue adelante porque estás afuera de sus mentes”, sostuvo.

Para Bublé, haber vivido ese período tan complejo dentro de su familia, le brindó una “perspectiva mucho más clara de la vida” y señala que se siente “bendecido” de lo conseguido en su actualidad. “Creo que me hizo un mejor padre, un mejor ser humano y, en última instancia, un mejor artista”, agregó. “Cuando lo peor que te podría pasar te sucede, ya no tenés miedo de nada más”, expresó muy emocionado el cantante.

El esposo de la actriz argentina aseveró que ese hecho le cambió el sentido de la vida: “Amo subirme al escenario y conectar con todas esas hermosas almas. Es un gran placer y un honor poder presentarme, especialmente cuando hay gente entre el público que está atravesando su propio dolor o un duro momento”.

Bublé ya se había presentado ante el público, tiempo después de terminado el tratamiento de Noah, pero señaló que en ese momento no se sentía seguro de su regreso: “La verdad es que no creo que estuviera listo. Pensé que sí, pero tuve un momento realmente difícil con el proceso de tener que hablar con la gente. Pensé que sería incómodo, pero que sería sincero y trataría de seguir el guión”. Y agregó: “Me avergonzó que no podía manejarlo, no estaba listo”, aseguró el cantante y sostuvo que no supo sortear los encuentros que tuvo con otros padres que estaban pasando su misma situación: “La gente me decía que su hijo también estaba recibiendo tratamiento contra el cáncer, o que estaban rezando por mí”.

Bublé confió que para él “estar en el escenario es una liberación y un gran disfrute. Es real y auténtico, y lo que hago proviene de un lugar genuino para aquellos que alguna vez se han preguntado cómo sería volver”, finalizó.

Por otro lado, el cantante confesó que tomó la decisión de no compartir más fotos familiares en sus redes sociales para ofrecerle a sus hijos “más hechos y menos pantallas virtuales”.

“Quise dejar afuera de mi vida al narcisismo. Fue un cambio filosófico. Levantarse en la mañana y pensar: ‘¡Ey! Eres un hombre afortunado, así que ve y demuéstrale amor a tus hijos con acciones reales’”, sostuvo en diálogo con The Daily Telegraph. Por tal motivo, el artista solo compartirá en sus redes videos y fotos de sus giras musicales.

El cantante presenta su último disco Love en la gira “An Evening With Michael Bublé”, con la que llegará a la Argentina en octubre de este año, junto a su esposa -quien además será parte de la entrega teatral de Casados con hijos.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte