PRESENTARON NUEVOS CARGOS CONTRA HUAWEI POR EL ROBO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL

Un tribunal aseguró que el gigante tecnológico chino instaba a sus empleados a “robar información confidencial de sus rivales”.

Huawei recibió un duro golpe este jueves, luego de que se presentaran nuevos cargos penales contra la empresa en los tribunales de Nueva York. La fiscalía federal de Brooklyn, a cargo de Richard Donaghue, aseguró que el gigante tecnológico chino trabajó durante “décadas” en el robo de secretos comerciales de compañías estadounidenses.

La acusación alega a su vez que tanto Huawei como dos de sus subsidiarias en EEUU conspiraron “para malversar la propiedad intelectual” de seis empresas estadounidenses como parte de una estrategia para hacer crecer su negocio global.

El fiscal federal de Brooklyn, Richard Donaghue, indicó en la inculpación que Huawei llevaba a cabo estas prácticas ilegales desde el año 2000, y que en 2013 implementó una política interna que alentaba a sus empleados a “robar informaciones confidenciales de rivales” con sede u oficinas en Estados Unidos.

“Los esfuerzos de Huawei para robar secretos comerciales y otra tecnología estadounidense sofisticada fueron exitosos”, dice el comunicado difundido el jueves, y agrega que la compañía “obtuvo la propiedad intelectual no pública relacionada con el código fuente del enrutador de Internet, la tecnología de antena celular y la robótica” para obtener una “ventaja competitiva injusta “sobre sus rivales.

“Huawei también asistía al gobierno de Irán instalando equipos de vigilancia, incluido el utilizado para vigilar, identificar y detener manifestantes en las protestas antigubernamentales de 2009 en Teherán”, añadió Donaghue.

La fiscalía de Brooklyn asegura además que la compañía mintió a las instituciones que fueron sus víctimas sobre sus negocios en Corea del Norte. Huawei negó lazos con Corea del Norte pero desde 2008 estaba involucrada en varios proyectos en ese país también sancionado por Estados Unidos, según la acusación. Corea del Norte era identificado en los documentos internos de Huawei como “A9”.

De acuerdo con The Wall Street Journal, la acusación del jueves también presenta nuevos señalamientos sobre los negocios de Huawei en países sujetos a sanciones, como Irán y Corea del Norte.

Los nuevos cargos se suman a una acusación abierta desde enero de 2019 que alega que Huawei robó secretos comerciales del operador estadounidense T-Mobile en un caso que condujo al arresto en Canadá de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou.

La justicia canadiense aún no se ha pronunciado sobre su extradición a Estados Unidos.

Huawei, una de las firmas tecnológicas más grandes del mundo y un importante fabricante de equipos de telecomunicaciones, ha sido incluido en la lista negra de Washington en medio de preocupaciones por sus vínculos con el gobierno chino y los servicios de inteligencia.

El martes, The Wall Street Journal difundió una revelación de funcionarios estadounidenses que aseguran que la compañía china es capaz de acceder secretamente a redes de teléfonos móviles en todo el mundo a través de “puertas traseras” diseñadas para el uso de la policía, mientras Washington intenta persuadir a sus aliados para que excluyan a la compañía de sus negocios.

Según dicho artículo, agencias a cargo de la inteligencia en el país mostraron que Huawei ha tenido esta capacidad secreta durante más de una década, aunque la compañía rechazó las acusaciones.

Con el trasfondo de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, Huawei, el mayor proveedor de equipos de telecomunicaciones del mundo, ha sido acusado por la administración Trump de espiar para el gobierno chino.

Por tanto, Estados Unidos ha pedido a muchos países que prescindan de la infraestructura de Huawei para el despliegue de la nueva red telefónica 5G.

Tenemos evidencia de que Huawei tiene la capacidad de acceder secretamente a información confidencial y personal en los sistemas que mantiene y vende en todo el mundo”, dijo el asesor de seguridad nacional Robert O’Brien. “Huawei no revela este acceso encubierto a sus clientes locales, ni a las agencias de seguridad nacional de los países”, agregó otro alto funcionario estadounidense.

Las fuentes de EEUU no confirmaron si lograron comprobar que Huawei utilizaba este tipo de acceso. Los funcionarios estadounidenses tampoco dieron detalles sobre el supuesto acceso a la “puerta trasera”; solo dijeron que lo han sabido desde el año 2009, cuando lo descubrieron en los primeros equipos 4G.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte