EN FEBRERO LA INFLACIÓN EN BAHÍA BLANCA FUE DEL 1,8%

En febrero, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) CREEBBA verificó nuevamente una desaceleración en su ritmo de crecimiento. El promedio general de los precios minoristas en Bahía Blanca avanzó un 1,8% en relación al mes anterior, registrando así la variación más baja de los últimos veintidós meses.

Pese a esta desaceleración, la inflación en términos interanuales en la ciudad exhibe un incremento general del 52,7% con respecto a febrero 2019 mientras que la inflación acumulada, transcurrido el primer bimestre de 2020, alcanza el 4,4%.

 Durante el mes de febrero último en Bahía Blanca, el mayor aumento a nivel capítulos tuvo lugar en:

Transporte y Comunicaciones, con un alza del 2,7%. El mismo respondió fundamentalmente a incrementos del 9,6% en abonos de telefonía celular, 6,5% en transporte público de pasajeros tras el aumento del 28,8% en el precio de los pasajes de ómnibus urbanos que comenzó a regir sobre la última semana del mes previo, 5% en vehículos de transporte personal y 0,5% en funcionamiento y mantenimiento de los vehículos.

 Cabe destacar que el incremento registrado se mantuvo en un valor relativamente bajo debido al congelamiento de precios observado en combustibles y lubricantes, que poseen un alto peso en la ponderación del capítulo.

Indumentaria, se ubicó en segundo término con una suba del 2,2% influenciada por aumentos del 6,8% en servicios de confección y reparación para la indumentaria, 4,7% en telas, hilados y artículos de mercería, 2,5% en artículos para vestir, 2% en calzado, 1,9% en ropa interior y 0,8% en ropa exterior.

Alimentos y Bebidas, el capítulo de mayor ponderación, se posicionó en tercer lugar con un incremento del 2%. Las alzas más destacadas tuvieron lugar en frutas frescas (9,1%), alimentos preparados y listos para consumir (2,2%), verduras tubérculos y legumbres frescas (1,9%), alimentos consumidos fuera del hogar (1,9%), cereales y sus derivados (1,8%), azúcar, dulces y cacao (1,8%), carnes (1,7%), alimentos

semipreparados (1,7%), bebidas alcohólicas (1,3%), aceites y grasas (1,1%), condimentos (1%), bebidas sin alcohol (0,9%) y leche, productos lácteos y huevos (0,9%).

Equipamiento y funcionamiento del hogar, con una variación del 1,8%, se situó en cuarto término como consecuencia de variaciones del 3% en artículos para limpieza y mantenimiento, 2,8% en textiles y accesorios para decoración, 2% en menaje, 1,5% en elementos para iluminación y ferretería, 1,3% en muebles y accesorios y 0,8% en artefactos domésticos.

Educación, con una suba del 1,8, fue el restante de los capítulos que finalizaron el mes por encima de la inflación general debido a incrementos del 5% en textos y útiles escolares.

El resto de los capítulos se ubicaron por debajo de la inflación general del mes del 1,8%.

Deja tu comentario

comentarios