DETALLES DE LA AUTOPSIA TOXICOLÓGICA DE NAYA RIVERA

La estrella de “Glee” sufría de vértigo, una condición que pudo haber tenido que ver con la tragedia.

Hace dos meses, el mundo del espectáculo se conmovía por la noticia de que el cuerpo de la estrella de Glee Naya Rivera había sido encontrado en el lago en el que había desaparecido tras haber salido a navegar en un barco con su hijo. Ahora se conocen detalles de la autopsia toxicológica de la actriz.

De acuerdo a lo que publicó la revista People, el informe señala que Rivera tenía un historial de sufrir vértigo “que pudo haber empeorado en el momento en el que estaba en el agua”. De esta manera, da a entender que esa pudo haber sido una de las razones por las cuales se ahogó. “La víctima tenía vértigo hasta el punto de vomitar, pero aprendió a controlar los síntomas con antihistamínicos”, agregó el texto oficial. Hacía muy poco la habían tratado por esta complicación de salud.

El reporte da cuenta que Rivera tenía restos de un medicamento para la ansiedad y de una droga para tratar una infección nasal. “Rivera usaba un vaporizador de marihuana y fumaba alrededor de un paquete de cigarrillos por semana”, señaló el texto oficial. Además se detalló que la actriz tenía bajos niveles de fentermina, un supresor del apetito, algo de cafeína y que su concentración de alcohol en sangre era muy baja, de 0,016.

Los médicos forenses dejaron en claro que Rivera era una “buena nadadora”: todo se trató de un accidente y la muerte no estuvo relacionada con un suicidio, indicaron.

“En su bolso se encontró el teléfono celular, jeringas con una sustancia líquida rosa, identificación y un recibo de prescripción lleno de anfetaminas. Cerca, se encontraron tres latas de la bebida alcohólica White Claw. Una vacía, una abierta de tres cuartos y la otra sin abrir. Había una bolsa con alimentos en un banco cerca de la parte delantera del barco”, agrega el informe.

El accidente de Naya Rivera ocurrió el 8 de julio, cuando la actriz fue con su hijo Josey Hollis Dorsey al lago Piru, al norte de California, donde hay una zona recreativa dentro del espacio natural protegido. Esa tarde, alquiló un pequeño barco para pasear con él. Diferentes testigos que estuvieron durante esa jornada en aquel lugar confirmaron que vieron a Rivera.

Los investigadores forenses determinaron que ambos, en un momento determinado, se tiraron al agua. Rivera logró ayudar al nene a subirse al barco antes de que ocurriera lo peor. “Él escuchó a Naya gritar ayuda y ella levantó su mano. Luego desapareció en el agua”, estableció el reporte. El nene apareció dormido a bordo de la embarcación, en la costa. Durante varios días la buscaron, hasta que localizaron su cuerpo.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte