ITALIA VUELVE A CLASES Y EL PREMIER ADMITE QUE HABRÁ DIFICULTADES

Giuseppe Conte pidió que los estudiantes, que vuelven a los colegios este lunes, pongan de su parte y “se comprometan a respetar las reglas de precaución” para evitar contagios de coronavirus.

La mayoría de los colegios en Italia abrirán este lunes y el presidente del Gobierno, Giuseppe Conte, admitió en un video mensaje dedicado a la reapertura “que habrá dificultades e inconvenientes, sobre todo al inicio”.

El lunes volvemos a la escuela. Extiendo un deseo a los estudiantes, profesores, personal de la escuela, padres… Será un momento de intensa emoción. Es una emoción que también viviré como jefe de un Gobierno que ha trabajado para una vuelta en seguridad, pero también como padre “, dijo en un mensaje en Facebook para el dedicado al inicio de la escuela. Algunas regiones han preferido esperar al 23 de septiembre

Conte pidió a los estudiantes que pongan de su parte y “se comprometan a respetar las reglas de precaución” para proteger la salud y de la gente querida.

A los profesores, Conte aplaudió por el “esfuerzo extraordinario en estos meses de encierro al seguir enseñando a distancia” y también agradeció a las familias, a las madres, a los padres “que han hecho muchos sacrificios”.

“Gracias también a los responsables y a todo el personal de la escuela: en estos meses de verano no han parado ni un momento, han trabajado mucho para estar preparados para la reapertura. Estamos a su lado y estaremos en los próximos meses”, afirmó.

Las lecciones no se reanudarán el lunes en toda Italia: en Friuli Venezia Giulia se reanudarán el miércoles, en Cerdeña el martes 22 de septiembre y en Apulia, Calabria, Basilicata, Abruzzo y Campania solo el miércoles 24, tras las elecciones regionales, mientras que el colegio comenzó la semana pasada en la provincia de Bolzano.

Uno de los problemas para el inicio de las clases es que los pupitres individuales prometidos por el Gobierno aún no han llegado a pesar de que se comprometieron a entregar 2,5 millones. Por el momento se han entregado pocos miles pero se asegura que las entregas continuarán al menos durante todo octubre.

También se han prometido hasta 11 millones de mascarillas diarias, pero tampoco han llegado en cantidad necesaria para todos los colegios.

Por ello en los continuos comunicados que se envían desde el colegio a las familias en estos días se pide que los niños lleven las mascarillas de casa y que también tengan algunas de repuesto en sus mochilas, mientras que las proporcionadas por el Gobierno se utilizaran para cuando el alumno la pierda o la rompa.

Los protocolos indican que cada clase tendrá que entrar y salir a horarios diferentes y si es posible por puertas diferentes para evitar las concentraciones.

Horarios también diferentes para cada clase para ir al baño, para los recreos y varios turnos en los comedores y los alumnos no podrán dejar en las clases ningún tipo de material escolar y cada uno llevará sus productos de higiene.

Sobre el protocolo a seguir en caso de que un alumno manifieste síntomas compatibles con COVID-19, el Gobierno ha decidido que si ocurre en la escuela el alumno debe ser aislado y enviado a casa lo antes posible, acompañado de sus padres.

Serán los responsables sanitarios del municipio los que decidirán según los síntomas si es el caso de realizar una prueba al alumno, y en el caso de dar positivo, se iniciará el aislamiento durante 14 días para sus contactos cercanos y, por tanto, para toda la clase y sus profesores.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte