EL SENADO RECHAZARÁ EL TRASLADO DE TRES JUECES FEDERALES

Previamente, Cristina Kirchner accedió a un pedido de sesión de la oposición pero el Frente de Todos no dará quórum. El oficialismo se conectará directamente para debatir los pliegos de Bruglia, Bertuzzi y Castelli.

Tal como estaba previsto desde que Cristina Kirchner citó a sesión para este miércoles, el kirchnerismo en el Senado rechazará el traslado de los camarista Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi y del juez Germán Castelli y, de este modo, quedarán a un paso de ser expulsados de sus cargos. Una vez que los rechacen en el recinto, el presidente Alberto Fernández debería determinar su regreso a los juzgados de origen, aunque la Corte anticipó que aguarda la definición de los senadores en la tarde de hoy antes de dictaminar al respecto.

Bruglia, Bertuzzi y Castelli tienen ya su destino marcado. En la comisión de Acuerdos los senadores del Frente de Todos dictaminaron en contra de sus traslados, los que cuestionan por haber sido realizados sin el aval del Senado. Los firmó el ex presidente Mauricio Macri a través de decretos presidenciales.

Más allá de que el oficialismo cuestiona los fallos de Bruglia y Bertuzzi en contra de ex funcionarios kirchneristas, su rol en la llamada causa de los cuadernos y fallos que beneficiaron a ex ministros macristas, el argumento para avanzar rápidamente en el rechazo a sus traslados lo encontraron en la ausencia de ambos, y también de Castelli, a la audiencia pública convocada por la presidenta de la comisión de Acuerdos, la mendocina Anabel Fernández Sagasti. Los tres jueces, a diferencia de otros siete que también fueron trasladados y sus pliegos se analizan en la Cámara alta, reclamaron la invalidez de la audiencia y acudieron a la Corte Suprema en busca de respaldo. Los amparó el interbloque de Juntos por el Cambio que también consideró inválida la audiencia remota del viernes 4 de septiembre y todo el proceso en marcha.

La semana pasada Cristina Kirchner cuestionó a los jueces: “Se comprobó que a Bruglia y Bertuzzi los quieren mantener ilegalmente en la Cámara Federal para garantizar la impunidad de Macri y sus funcionarios. Uno de ellos anuló el procesamiento de Dietrich, Iguacel y Dujovne, por la estafa de las autopistas de más de USD 600 millones”. Negó además tener interés en las causas que la involucran y que ya terminaron la etapa de instrucción. Aún así entre las impugnaciones presentadas contra los jueces se encuentran las del ex vicepresidente Amado Boudou, del ex ministro de Planificación Julio De Vido y del empresario kirchnerista Gerardo Ferreyra. “¿Se dan cuenta que han convertido al Poder Judicial en un instrumento para atacar al peronismo y a los gobiernos populares y darle impunidad a los poderosos que siempre manejan los hilos de la economía y la comunicación en nuestro país?”, preguntó la Vicepresidenta.

Sólo los senadores del Frente de Todos y la misionera Magdalena Solari Quintana firmaron los tres dictámenes de rechazo a los traslados. La ausencia de los tres en la audiencia “evidencia su contumacia de cara al trámite complejo antes referido, su desapego al orden institucional y su inidoneidad para desempeñarse en el cargo para el que ha sido propuesto”, sostuvieron Fernández Sagasti, Solari Quintana, Ana Almirón, María E. Catalfamo, José Mayans, Juan Mario Pais, Oscar Parrilli, Matías Rodríguez y Guillermo Snopek.

Desde Tierra del Fuego Matías Rodríguez consideró un “claro desprecio a todo este proceso y a la Constitución Nacional” la negativa de los jueces a exponer ante la comisión, cuyo resultado los tres preveían. Mayans habló de una “falta grave”. Y el jujeño Snopek buscó mostrar “cómo el gobierno de Macri arma una compleja estructura para usar las funciones y los procedimientos judiciales para alcanzar sus objetivos tanto políticos como económicos” en referencia a los traslados de los jueces de la llamada ‘causa de los cuadernos’ que implica a ex funcionarios y a la ex Presidenta y actual Vicepresidenta de la Nación.

Oscar Parrilli habló de un “combo perfecto” y denunció una vez más “persecución judicial” que atribuyó a Bruglia y Bertuzzi. Apuntó en esa línea tras las denuncias del juez Eduardo Farah, quien aseguró haber pedido su traslado ante las presiones mediáticas y de la gestión macrista. Trasladado de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional al Tribunal Oral en lo Penal Económico N°1 de Capital Federal y luego al Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2 de San Martín, Farah señaló que en los medios “pusieron en tela de juicio mi honestidad” mientras que agregó haber sido denunciado “por los delitos de abuso de autoridad, prevaricato y por cohecho”, de lo que fue sobreseído.

Además, el senador Parrilli propuso remitir información al Consejo de la Magistratura para que ese organismo evalúe posibles sanciones a los tres jueces ausentes por “incumplir” el mandato constitucional.

El jujeño Snopek y Parrilli hablaron del “armado de causas” por parte de los tres magistrados en cuestión y denunciaron al gobierno de Mauricio Macri que “hizo renunciar a (Eduardo) Freiler, a (Jorge) Ballestero por jubilación y al propio (Eduardo) Farah por la presión mediática que recibió”, sostuvieron.

Desde Juntos por el Cambio, aunque tampoco asistieron a la comisión, defendieron los decretos de Mauricio Macri que habilitaron los traslados y denunciaron como “nula” la audiencia.

“En la situación actual de los jueces sometidos a acuerdo, el Senado no tiene competencia para considerarlos”, manifestaron desde el bloque opositor a través de una nota enviada por mail. “No puede soslayarse que los pliegos incluidos en la audiencia pública en cuestión, consisten todos en jueces federales que han sido trasladados por decretos del Poder Ejecutivo de la Nación, conforme al procedimiento vigente al momento de cada traslado (Resolución del Consejo de la Magistratura 155/2000) y al criterio adoptado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en las Acordadas 4 y 7 del año 2018. Estos decretos del PEN se encuentran vigentes”, remarcaron.

A juicio de Juntos por el Cambio, sólo podrían ser revisados por el Poder Judicial y no por el Senado.

En ese contexto ayer la principal oposición cambió su estrategia y elevó una nota a Cristina Kirchner en la que solicitó una sesión especial. CFK firmó la convocatoria para las 12 aunque Juntos por el Cambio no tiene número para el quórum, excepto que convenciera a algunos senadores independientes y a otros peronistas. Hasta anoche no se habían comunicado con los pocos senadores que no pertenecen a la bancada oficialista. Sin dictamen de comisión, algunas iniciativas requerirían además dos tercios de los presentes, número que no tiene la oposición. Tampoco el oficialismo.

Juntos por el Cambio busca dejar en evidencia que el kirchnerismo sólo acepta sesionar para temas de su interés, como el rechazo a los traslados de dos jueces que intervienen en causas que involucran Cristina Fernández de Kirchner. Por nota, el interbloque opositor solicitó a la titular del Senado que convoque a sesión para tratar un extenso temario pendiente que incluye una ley consensuada en Diputados para la Economía del Conocimiento. De inmediato ella accedió y firmó el decreto parlamentario 82/20 aunque su bloque, el Frente de Todos, no asistirá y por lo tanto, sin quórum, esa sesión se caerá. A las 14 en cambio arrancará la sesión del oficialismo en la que se tratarán los traslados a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correcional Federal, Sala I, de los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi y del juez Germán Castelli quien fue trasladado al Tribunal en lo Criminal Federal N° 7 de la Capital Federal.

En el orden del día figuran la renovación del protocolo de funcionamiento remoto y también la modificación de la Ley de Pesca y el Fondo Nacional de la Defensa para el reequipamiento de las Fuerzas Armadas. Los dos temas, de ser votados por la mayoría, serán convertidos en ley.

El temario que solicitaron por nota Luis Naidenoff y Humberto Schiavoni como jefes del interbloque incluye varias propuestas de esa bancada para las que no han logrado eco y dos proyectos de ley que fueron remitidos desde Diputados y están en condiciones de convertirse en ley. Número uno en esa lista está el Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento que se votó en Diputados pero se frenó en el Senado. El kirchnerismo resiste la incorporación de algunas grandes empresas a los beneficios.

En segundo está el proyecto de sostenimiento de la actividad económica en el marco de la Emergencia Sanitaria Pública Coronavirus –COVID 19, emergencia para procesos de concursos preventivos y quiebras. También el proyecto de Ley que modifica el art. 1° de su similar 26.093, respecto a la prórroga del Régimen de Promoción para la Producción y uso sustentable de Biocombustibles; un proyecto de ley sobre el Régimen de Distribución de Fondo de Aportes del Tesoro Nacional; otro sobre Reparto Automático de Aportes Provinciales con los Municipios; un proyecto de Ley que determina la distribución de las transferencias corrientes a las provincias por parte de la Nación, con los mismos porcentajes establecidos en sus esquemas de coparticipación local; uno sobre los Bienes Personales para actualizar los valores estipulado anualmente a partir del ejercicio fiscal 2020; y finalmente otro también para el Impuestos sobre Bienes Personales que establece la actualización anual de los valores escala según el índice de precios al consumidor –IPC – a partir del Ejercicio Fiscal 2020.

Todo hace suponer que aunque accedió a la convocatoria, Cristina Kirchner no se sentará a esperar que Juntos por el Cambio reúna quórum. Podría estar en su lugar la santiagueña Claudia Ledesma Abdala, Vicepresidenta de la Cámara. Por la oposición viajó desde Córdoba Laura Rodríguez Machado que por ser vicepresidenta, como Martín Lousteau, también podría sentarse en el sillón principal.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte