CORONAVIRUS: IDENTIFICAN UNA NUEVA CEPA DEL VIRUS QUE SE EXTIENDE EN EUROPA

Europa enfrenta la segunda ola de coronavirus, y mientras diferentes países del continente retoman medidas de confinamiento, una reciente investigación advierte por la propagación de una nueva variante del SARS-CoV-2, el virus causante del Covid-19, y afirma que se extendió por toda Europa como consecuencia del “comportamiento de riesgo” de los turistas europeos que llegaron a España para pasar sus vacaciones.

El nuevo coronavirus, al que denominaron 20A.EU1, y fue descubierto por un equipo internacional de científicos que rastreó el virus a través de sus mutaciones genéticas, surgió entre los trabajadores agrícolas del noreste de España en junio y se trasladó rápidamente a la población local, según informa el estudio, adelantado por el Financial Times.

Asimismo, señala, esta nueva cepa, diferente a las detectadas anteriormente, ha sido hallada en entre un 40 y un 70% de los casos detectados en Suiza, Irlanda y Reino Unido en septiembre, y también es frecuente en Noruega, Letonia, Países Bajos y Francia. “Poco se puede decir sobre otros países europeos porque hay pocas secuencias recientes disponibles”, añade.

“Los equipos científicos de Suiza y España investigan el comportamiento de la cepa para establecer si puede ser más mortal o más infecciosa que otras”.

En base a estos resultados, los científicos creen que la segunda ola que afecta a toda Europa podría haberse reducido mediante un mayor control en los aeropuertos y centros de transporte.

Sin embargo, aún no está claro si esta variante se está propagando debido a una ventaja de transmisión del virus o si esos comportamientos de los turistas, citados anteriormente, son suficientes para explicar este nivel de contagios.

Científicos sostienen que el impacto de la segunda ola podría haberse atenuado mediante un mayor control en los aeropuertos. | Foto: Freepik
Científicos sostienen que el impacto de la segunda ola podría haberse atenuado mediante un mayor control en los aeropuertos. | Foto: Freepik

La variante se observó por primera vez en España, en junio, y ha estado en frecuencias superiores al 40% desde julio y, debido a que cada variante tiene su propia firma genética, se puede rastrear hasta el lugar en el que se originó, según los científicos.

“Desde la propagación de 20A.EU1, parece claro que las medidas implementadas a menudo no fueron suficientes para detener la transmisión de variantes introducidas este verano”, advirtió Emma Hodcroft, genetista evolutiva de la Universidad de Basilea y líder del estudio.

Según Hodcroft, no hay evidencia de que la propagación de esta variante se deba a una mutación que aumenta la transmisión o impacta el resultado clínico, pero enfatizó que 20A.EU1 era diferente a cualquier versión de Sars-Cov-2. “No he visto ninguna variante con este tipo de dinámica desde que he estado observando las secuencias genómicas del coronavirus en Europa”, dijo.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte