TIRARON BOMBAS DE ESTRUENDO FRENTE AL HOTEL DE BOCA EN BRASIL

La historia se repite y hay cosas que parecen no cambiar. Es que ya es casi costumbre que los hinchas brasileños arrojen bombas de estruendo frente al hotel de su rival en la noche previa al partido con el fin de tratar de sacar algún tipo de ventaja. Esta vez, los fanáticos de Santos no se quedaron al margen y montaron un espectáculo de ruidos y luces por varias horas en el búnker del Xeneize.

Ya se palpita el partido de vuelta de la semifinal de la Copa Libertadores entre Boca y Santos de esta noche. En la previa, los aficionados locales ya comenzaron su juego y tiraron pirotecnia en las cercanías del hotel Sheraton de la ciudad próxima a San Pablo, donde se hospeda el plantel Xeneize. Las bombas se escucharon desde las dos hasta las seis de la mañana aproximadamente, con la finalidad de interferir en el descanso de los jugadores y cuerpo técnico.

Una táctica vieja y conocida, con la que los jugadores ya están acostumbrados a lidiar, pero que no por ello debe ser aceptada ni naturalizada. Además, aseguran que las calles laterales del edificio “fueron liberadas” para que se pueda llevar a cabo la picardía.

Con dicho escenario, los protagonistas descansaron y en unas horas partirán hacia el Estadio Urbano Caldeira para enfrentar al Peixe en la vuelta de la semi (a la ida 0 a 0) a partir de las 19.15. El posible once inicial de Boca: Andrada; Buffarini, Izquierdoz, López, Fabra; Salvio, Campuzano, Capaldo o González, Villa; Soldano y Tévez.

Fuente: Olé

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte