“HAY QUE DEJAR DE VER EL CANNABIS Y LA MARIHUANA COMO ALGO MALO”

Marisol Bocetti, habló con Primero Bahía sobre cómo avanza en Bahía la reglamentación de cannabis medicinal en el contexto del día internacional de la marihuana.

“Acá en Bahía Blanca se empezó a trabajar a principio de este año sobre la mesa con los mejores especialista y que representan a diferentes entidades, cultivo medicinal y la organización de madres para investigación del cannabis y gente relacionada desde la temática, estamos atentos con el tema de registro con una aplicación que es miargentina donde los médicos estamos registrados para dar cannabis así como también los pacientes, con este documento la gente puede demostrar que lo usa de forma medicinal”, comenzó contando Bocetti sobre la situación del Cannabis Medicinal en Bahía.

También indicó que se puede cultivar y que se ha dado un avance con el correr de los días, “creo que es un avance en estos meses con lo que no contábamos el año pasado cuando hablábamos de la implementación de la apertura de cannabis medicinal”.

“Tenemos que rever que todos nos recibimos de una universidad donde se nos enseña sobre otro concepto, recién el año pasado se empezó a mirar el cannabis y la marihuana desde otro lado, ahora tenemos que cambiar y no verlo desde el lado malo, es una ley nacional, si un paciente se acerca tenemos que darle lo que necesita. En la UNS se da un postgrado sobre cannabis medicinal para profesionales, venimos trabajando hace muchos años sobre jornadas de cannabis para capacitarnos y la realidad es que de la zona se suman un montón de profesionales pero en Bahía no”, dijo Bocetti.

A su vez consideró que “hay un nuevo fármaco que está aprobado por la ANMAT, pero es un precio muy caro sale aproximadamente 68 mil pesos un gotero de 30 ml, aquel cannabis que les venden muy barato no es cannabis, tengan cuidado con eso y recuerden que la ley permite el autocultivo”.

“La persona puede realizar sus propios aceites o consultar en las asociaciones como hacerlo y una de las cuestiones importantes es que puede anotarse el propio paciente como cultivador o poner a alguien que lo cultive por él. Contamos con un stand en el Conicet con un cannavinoides para ver si es con lo que se tiene que tratar y si está bien hecho. Hay mucho interés sobre la producción del producto, buscamos que el paciente pueda acceder y pedimos un derecho a la salud y que puedan ser acompañados por una sustancia segura”, sentenció la médica.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte