MICRO ESTILO SALUDABLE: “CAMINAR DESCALZOS DESARROLLA NUESTRO BIENESTAR”

La doctora Gisela Rodríguez, pasó por los micrófonos de Primero Bahía para tener su habitual micro llamado “Estilo Saludable” y hablar sobre “caminar descalzo desarrolla nuestro bienestar”.

“Si nos ponemos a pensar, en la planta del pie tenemos una de las mayores cantidades de terminaciones nerviosas, así como la mano, el pie es lo más externo que existe en el cuerpo”, comenzó explicando.

Y detalló: “Cuando hablo de terminación nerviosa, me refiero a donde hay mayor sensibilidad a todo, lo que quiere decir que el cerebro está más atento a estas partes del cuerpo”.

“Lo que nos ha causado un problema, en lo que tiene que ver con la salud, la postura, con esto de las articulación y las funciones cognitivas superiores es el calzado, sobre todo lo que se ha traído con la amortiguación”, resaltó.

A su vez, enfatizó: “El calzado principalmente nos causa deformidad de los dedos de los pies. Nosotros deberíamos tener la parte de delante de los pies más ancha que la parte posterior y los zapatos habitualmente tienen punta”.

Y siguiendo esa línea comentó: “Lo que se llama normalmente juanete, no es normal, es una articulación que hay entre el metatarso y el dedo gordo del pie que se hinche y se haga un callo por fuera que lo realiza el mismo calzado”.

“También debilita los mismos músculos del pie e inclusive el hecho de que el calzado tenga arco predispone al pie plano”, completó.

“El arco y la amortiguación en el calzado causan problemas a nivel de la cadera y las rodillas que son articulaciones un poco mayores”, apuntó la doctora.

Con respecto a qué hacer o como solucionar esto, expresó: “Uno no puede andar descalzo por todos lados porque se lastimaría, tampoco a una persona que uso toda su vida calzado la podes cambiar de la noche a la mañana porque le dolería”.

“Lo que se debe hacer es diferentes ejercicios para ir amoldando el pie, un poco estar descalzos, estar en contacto con la tierra. Y sobre todo estimularlo con una pelota de tenis, como con un masaje”, contó.

Y a su vez: “también fortalecer los dedos de los pies, parándonos sobre la punta de ellos y así los músculos esos que se atrofian empiezan a saber que existen”.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte