RACING RESCATÓ UN EMPATE CON SAN LORENZO

Alexis Sabella había abierto el marcador para el Ciclón, que resistía la ventaja, hasta que apareció el gran remate del central, que le puso justicia el resultado final.

San Lorenzo y Racing animaron un clásico de golazos en el Nuevo Gasómetro. Por la Liga Profesional, el Ciclón se había puesto en ventaja con un derechazo preciso de Alexis Sabella y aguantaba los embates visitantes. Pero en el segundo minuto de descuento apareció un remate de Nery Domínguez aprovechando un rechazo, que superó la estirada de Sebastián Torrico y selló el score del partido.

Sobre el césped chocaron dos planes. El de la visita, más volcado a la presión extendida, a recuperar en campo contrario para luego lastimar ya en territorio enemigo, jugando a dos toques, o apelando a las bandas. Y el del dueño de casa, buscando ser compacto, esperando con las líneas juntas en mitad de cancha, para sacar a sus velocistas (Cerutti o los carrileros) en transiciones rápidas, comandadas por la técnica de Sabella o la pegada de Ortigoza.

Por una u otra vía, a los dos conjuntos les costó ser profundos. A los 4 minutos, un centro de chancalay encontró la cabeza de Copetti, pero el intento se marchó cerca del ángulo superior izquierdo del arco de Sebastián Torrico. A los 14, un remate de Nicolás Fernández se fue por encima del travesaño.

A excepción de algún balón bien colocado de Licha López en función de lanzador, o un remate imperfecto de Cerutti, luego casi no llevaron peligro. Y se quedaron en intenciones hasta el momento de marcharse a los vestuarios.

En la segunda parte, la Academia fue algo más agresivo. Tuvo todavía más tiempo la pelota y, aunque no siempre le dio buen destino, contó con un par de chances para gritar. A los 50 segundos, un remate de Fabricio Domínguez casi desnivela y a los 17, un cabezazo cruzado de Correa se marchó desviado.

Pero, en el medio, San Lorenzo inventó un golazo. A los 12′, Cáceres rechazó mal y le dejó la pelota muerte en el borde del área a Sabella, que sacó un derechazo ajustado y bajo para sellar el 1-0. También se salvó de una tarjeta roja: Cerutti le aplicó un golpe a Mena, y el árbitro Nicolás Lamolina sólo le mostró amarilla.

El tanto exacerbó posiciones. Racing se plantó decididamente en campo contrario. Y el Ciclón se defendió. Y minuto a minuto, prescindió cada vez más de la pelota, una decisión peligrosa. Es verdad que lo favoreció el hecho de que a los de Úbeda les costó la elaboración más allá de la línea de los tres cuartos. Apenas un remate de Licha López que Torrico controló sin gran esfuerzo y centros y pelotas cruzadas a granel inquietaron al local.

Pero en el segundo minuto de descuento, la Academia le pagó al Cuervo con la misma moneda: Nery Domínguez empalmó un remate lejano de derecha y firmó el 1-1.

Así, más allá del sabor amargo, el Ciclón volvió a sumar (cinco puntos de los últimos nueve) y parece empezar a sacar la cabeza de la crisis. La Academia logró volver al gol, pero acumula cuatro empates al hilo. No obstante, eso le permite mantenerse en una posición expectante, a cinco unidades de la cima del campeonato.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte