BARTOMEU ASEGURÓ QUE LA SALIDA DE MESSI DE BARCELONA “FUE UN ERROR”

En una extensa entrevista, el expresidente de BarcelonaJosep María Bartomeu, rompió el silencio tras su polémica salida del club y se refirió a la partida de Lionel Messi hacia PSG: “Fue un error, representa mucho más que un futbolista que enamora“.

Al ser consultado sobre la partida de la Pulga al fútbol francés, Bartomeu manifestó su disconformidad con la decisión de Joan Laporta, su sucesor, de dejarlo ir. “He pensado siempre que era imprescindible que esté con nosotros no solo por ser el mejor del mundo sino por su aporte económico e institucional. Es un error dejar ir a Messi. Representa mucho más que un futbolista que enamora“, expresó en diálogo con Mundo Deportivo.

Bartomeu critica la postura de Laporta incluso sosteniendo que él luchó para que Messi no se vaya en 2020, cuando se dio el episodio del burofax. Al respecto, Bartomeu recordó esos días y hasta aseguró que le dijo a Messi que si quería irse a otro continente, lo entendería, pero que quería que Barcelona sea su último equipo en Europa.

Se quería ir del club, lo hablamos y le dije que no. Siempre he pensado que Messi es muy importante para nuestro club, también el Barça lo és para él y sería un problema muy grave que se fuese, como creo que ha sido ahora. Le dije que si se quería ir, como Xavi e Iniesta, a Qatar, a China o a Estados Unidos, algo que entendimos, lo podíamos hablar y le haríamos un homenaje y una despedida. Pero Messi no tenía equipo aún y quería quedar libre. Le dijimos: ‘Queremos que Barcelona sea tu último club en Europa. Si luego quieres ir a otro continente, no hay problema. Pero queremos que sigas’. Esa fue la historia de 2020. Nosotros diciendo que queríamos que siga y él, que quería irse pero sin saber dónde“, confesó.

Neymar, el punto de quiebre en Barcelona para Bartomeu

Uno de los puntos que marcó un antes y un después para Barcelona fue la partida de Neymar Paris Saint-Germain por 222 millones de euros. Al respecto, Bartomeu asegura que claramente fue un punto de quiebre y que derivó en otras decisiones económicas, que hoy son criticadas pero que para él estaban justificadas.

Su salida hizo que cambie el equilibrio después de que un club-estado pague los 222 millones de su cláusula. Temimos por Messi, con una libertad (en ese momento, 400 millones) asequible. Eso provocó cambios y renovamos a Messi en noviembre por cuatro años con una cláusula superior (700 millones). Fichamos a (Ousmane) Dembélé y a (Philippe) Coutinho dotando al Barcelona de figuras para paliar la salida de un crack como Neymar“, explicó.

Coutinho y Dembélé

Sin embargo, justamente los fichajes de Coutinho y Dembélé fueron dos de las apuestas que no le funcionaron a Barcelona, con las lesiones plagando las carreras de ambos en el equipo catalán. Luego de defender al francés (“Ha tenido mala suerte y espero que ahora demuestre su calidad“), Bartomeu se justificó y confesó que la llegada de Coutinho estuvo apoyada por Luis Suárez y Messi.

Empezó a calentarse cuando (Andrés) Iniesta nos comunica que será su última temporada y aparecen los nervios por el gran jugador que es. Intentamos convencerlo para que siga, nos dijo que no y buscamos un sustituto. Coutinho estaba contrastado y sí, Messi, Suárez y otros insisten que es un gran fichaje para que sea un recambio natural desde el primer minuto después de la salida de Iniesta“, sostuvo.

Ante la repregunta sobre su no cree que le daba demasiado poder al vestuario, Bartomeu cerró su idea: “Tienen un poder y hay que escucharlos. No pasa solo en Barcelona. Hay que tenerlos en cuenta, conocen el día a día. Durante ese mandato hemos fichado a muchos jugadores: a veces hemos tenido en cuenta sus consideraciones y otras no“.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte