ALEMANIA VOLVIÓ A SUPERAR SU RÉCORD DE CONTAGIOS DIARIOS DE COVID-19

En Alemania no paran de encenderse las alarmas sanitarias y epidemiológicas, en el marco de la pandemia de coronavirus. Es que según se anunció de manera oficial este jueves, ese país registró 75.961 nuevos infectados por ese virus en la última jornada, una cifra diaria récord para la primera economía de la zona euro.

Además, de acuerdo a los datos proporcionados por el Instituto Robert Koch del gobierno federal germano, en las últimas 24 horas Alemania registró 351 nuevos decesos, llevando el global desde la entrada del Covid-19 en el país a 110.119 fallecidos.

Los números adversos lanzaron además otra señal de alerta, porque se alcanzó la inédita cifra de 419,7 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días.

En este contexto, la pandemia de coronavirus emerge como el principal desafío para la nueva coalición gubernamental, que debe tomar las riendas en diciembre tras el acuerdo anunciado entre socialdemócratas, verdes y liberales.

“La situación es grave”, admitió el miércoles el líder socialdemócrata Olaf Scholz, que debe convertirse en el futuro canciller de Alemania relevando a la conservadora Angela Merkel.

Scholz indicó también que Alemania tenía que “estudiar” una eventual “extensión” de la obligación de vacunarse, actualmente en vigor en el ejército y en los establecimientos sanitarios y de cuidados. Asimismo, se comprometió a desbloquear 1.000 millones de euros (1.120 millones de dólares) para el personal sanitario.

Por ahora, la futura coalición de gobierno descarta la idea de un confinamiento nacional y apuesta por la generalización de un certificado sanitario en los transportes y restricciones de acceso para los no vacunados a ciertos lugares.

El gobierno saliente de Angela Merkel, en coalición con los socialdemócratas, prolongó el miércoles hasta abril de 2022 las ayudas acordadas a las empresas afectadas por los cierres y las caídas de ingresos por la pandemia.

Europa en vilo

El nuevo brote de Covid se extiende por todo el continente europeo, que es actualmente la región del mundo más castigada por la pandemia, con más de 2,5 millones de casos y casi 30.000 fallecidos en una semana.

Y la situación, lejos de dar signos de mejoría, empeora, especialmente en los países con tasas de vacunación más bajas como es el caso de Alemania o su vecina Austria, donde el gobierno reintrodujo el confinamiento de la población.

En el caso alemán, el porcentaje de población completamente vacunada se sitúa alrededor del 69%, por debajo de otros grandes países europeos como España, Francia o Italia.

Según advirtió el lunes Gernot Marx, presidente de la federación alemana de médicos de cuidados intensivos, los hospitales en ciertas regiones ya enfrentan “una sobrecarga aguda” que hace necesario el traslado de pacientes.

La sección de la Organización Mundial de la Salud en Europa advirtió que el Covid-19 podía provocar 700.000 muertes suplementarias en el continente hasta la primavera boreal.

La institución atribuye esta ola europea a la combinación de la prevalencia de la variante delta, de una cobertura insuficiente de las vacunas y de la relajación de las restricciones.

En la Unión Europea, un 67,7% de la población ha recibido al menos dos dosis de la vacuna, aunque las diferencias son notorias. Según cifras del martes, solo 24,2% de los búlgaros están inmunizados, contra 86,7% de los portugueses.

Europa debe tomar “urgentemente” medidas para intentar frenar esta ola, advirtió el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), agencia sanitaria de la UE encargada de las epidemias.

Varios países ya han endurecido sus restricciones, aunque ello ha provocado recientemente protestas en países como Austria, Bélgica o Países Bajos, a veces violentas.

Fuente: Clarín.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte