ESTADOS UNIDOS: UNA MUJER RECIBIO LA PRIMER CASA IMPRESA CON TECNOLOGIA 3D

La implementación de las impresiones 3D facilitó la elaboración de herramientas y objetos en tiempo récord y con un costo de construcción ínfimo, en comparación de los tradicionales métodos. En Estados Unidos el desafío rompió todos los pronósticos y construyeron una casa en 12 horas.

El hogar está ubicado en el Estado de Virginia, al sur de Estados Unidos y está compuesto por 3 dormitorios, 2 baños, cocina, comedor y cochera, todo distribuido en 111 metros cuadrados, con un hermoso jardín.

A diferencia de otras fabricaciones de la región, la vivienda construida en tecnología 3D es resistente a daños que pueden ocasionar los habituales tornados y huracanes que pueden azotar a Virginia.

Todo inició en julio del vigente año, cuando los cimientos de la casa empezaron a darle forma a la construcción deseada. Mientras que las impresoras trabajaron durante 12 horas para levantar todas las paredes de la vivienda. En consecuencia, esta modalidad de fabricación de casas acortó los tiempos estimados, ya que en un principio se estimaba que fuera de cuatro semanas.

La propietaria deberá abonar un crédito hipotecario sin interés durante 20 o 30 años. Foto: CNN

Además, los valores financieros del presupuesto inicial disminuyeron un 15% debido a sus económicos cimientos, a la vez que retienen mejor las temperaturas que las tablas de madera que habitualmente se utilizan en casas de barrio del mismo Estado y también en otros puntos del país.

Un programa sin fines de lucro para solucionar el problema habitacional

La innovadora vivienda fue construida por la organización sin fines de lucro Habitat for Humanity y por la compañía de impresión de casas Alquist 3D, en lo que es el primer hogar fabricado con esta tecnología.

Representantes de Alquist 3D confirman la escasez de casas. Bajo este contexto, la empresa y la organización sin fines de lucro sostienen que la impresión de casas en 3D será una de las alternativas para apalear la crisis habitacional, reduciendo costos y construyendo viviendas en tiempo récord.

La entrega del hogar, enmarcada en este programa de ayuda implementado por la empresa y la organización benéfica, fue para April Stringfield, quien llevaba semanas esperando una asistencia con representantes de Habitat for Humanity.

La ayuda no consistió en la entrega gratuita de la vivienda, sino que April tuvo que cumplir con una serie de requisitos y deberá abonar el monto total de la casa. En consecuencia, para poder recibir las llaves tuvo que realizar 300 horas de trabajo comunitario y contar con una aprobación analizada después de ver su historial crediticio. La mujer deberá pagar el crédito hipotecario sin ningún tipo de interés, en un plazo que abarca entre 20 y 30 años.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte