MURIÓ EL BATERISTA MARTÍN CARRIZO, HERMANO DE CARAMELITO

Luego de una larga, murió el baterista Martín Carrizo. Fue su hermana, Caramelito quien confirmó la noticia a través de su cuenta de Instagram.

“Decime por favor por dónde sigo”, escribió Cecilia Carrizo. “Gracias queridos y queridas por tanto cariño, ayuda y apoyo incondicional. Le hicieron muy bien cada día. Infinitas gracias.

“Martín falleció hoy 11 de enero a la madrugada. Su amor, su sonrisa, su música queda en nosotrxs para siempre”, completó en el mensaje.

Hace unos días, el 3 de enero, el músico había cumplido 50 años. “¡Hoy es mi Cumpleaños! La verdad pensé que no pasaba de Navidad pero acá estoy”, escribió en su cuenta de Instagram.

“Estoy terminando de trazar un nuevo protocolo para seguir buscando mi cura definitiva. ¡El 2022 me da muchas esperanzas! Sigo latiendo y respirando”, escribió en su cuenta de Instagram.

El conmovedor posteo que realizó Martín Carrizo con motivo de su cumpleaños N°50. (Foto: Captura)

La ELA (Esclerosis lateral amiotrófica) afecta la vida cotidiana y por el momento no tiene cura, sólo tratamientos que pueden llegar a frenar el avance y calmar un poco el dolor.

El productor musical compartió un video de él tocando la batería y se disculpó por la calidad del audio. También les deseo un buen 2022 a todos su seguidores.

Martin Carrizo fue baterista de ANIMAL entre 1994 y 1997. Participó de los discos Fin de un mundo enfermo y El nuevo camino del hombre. Luego de dejar el proyecto, fue convocado por Walter Giardino de Rata Blanca para que sea el baterista de su proyecto solista llamado, Walter Giardino Temple.

Tocó con Gustavo Cerati en la época del disco Bocanada y en los últimos años formó parte de Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado.

Siempre se jugó por la música, pero en los últimos años padeció de ELA y necesitó ayuda para poder solventar el costoso tratamiento.

Además, trabajó con Abel Pintos y compuso la mayoría de las canciones infantiles para el programa de su hermana “Caramelito”.

“Cuando tenía 17 años, ensayaba con mi banda en una casa en el barrio de Chacarita, que tenía tres habitaciones armadas como salas de ensayo”, contó en una entrevista. Un día sale el cantante vecino: “¿Vos sos el baterista que toca en la sala de al lado no? Mira, nos quedamos sin baterista y hoy se venia a probar uno a las 13, Ya son las 15 y todavía no llegó, por más que venga ahora, no me gusta que llegue dos horas tarde. ¿No te querés probar?”.

El cantante era el Indio Solari, el otro baterista finalmente llegó y entró a Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

Palabras mayores en el mundo de la música, la figura de Carrizo trascendió el instrumento que tocaba y por talento se convirtió en el director musical de la banda del Indio Solari, la más convocante en Argentina.

De los primeros en recordarlo en cuanto se anunció su muerte, fueron precisamente “Los fundamentalistas del aire acondicionado”: “Queda para nosotros el recuerdo de los conciertos compartidos y de tu pelea a la adversidad, que nos impulsó a volvernos a reunir a todos, arriba y abajo del escenario. Hasta siempre Martín”.

“QEPD querido Martín Carrizo, una verdadera bestia hermosa de la batería, productor y gran tipo. Groove, potencia. Uno como pocos. Buen humor. La vida tiene misterios. Gracias por tu arte y tu escuela. Si, además tocó con el Indio, Cerati, fue hermano y padre”, recordó Érica García. “¿Dónde estará escrito lo que nos toca y dónde nos dirán el porqué? Me cuesta encarar el día”, posteó Andrea Álvarez en sus redes.

Qué es la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA)

La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) afecta a las neuronas motoras que se encargan de transmitir las órdenes de movimiento desde el cerebro hasta los músculos. Por eso, los afectados pierden la movilidad de su cuerpo.

“Es una enfermedad progresiva del sistema nervioso que afecta a gente de 40 a 70 años. También puede aparecer en personas mucho más jóvenes: es el caso de Stephen Hawking, a quien le diagnosticaron ELA cuando tenía 21 años”, explicó el neurólogo Alejandro Andersson (M.N. 65.836). “No se compromete la sensibilidad, la visión, el oído, el gusto, el olfato, la inteligencia ni la capacidad de prestar atención. Se conserva la lucidez aún en las etapas más avanzadas de la enfermedad”, precisó el especialista.

Para Guido Vázquez, médico neurólogo (M.N. 154.081), es la segunda causa de discapacidad en las personas jóvenes luego de las traumatológicas, con un pico de aparición entre los 20 y los 40 años. “Esta es una enfermedad crónica neurodegenerativa progresiva, de etiología autoinmune, que compromete el sistema nervioso central, por la aparición de lesiones que afectan principalmente estructuras como la mielina”, definió.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte