UN CAMIONERO BAHIENSE INTENTÓ ESQUIVAR UN PIQUETE Y CAYÓ AL RÍO EN NEUQUÉN

Un camión de carga que transitaba entre Cipolleti y Neuquén cayó al río Neuquén luego de que su conductor de 53 años, oriundo de Bahía Blanca, diera un volantazo para evitar chocar contra una fila de vehículos que se había formado sobre el Tercer Puente, la única conexión habilitada entre las dos ciudades, a partir de un piquete del Frente Popular Darío Santillán.

El camionero, cuyo nombre aún no trascendió, solo sufrió heridas leves y se trepó a la cabina semi sumergida del vehículo para esperar por un rescate.

Un corte piquetero interrumpió el paso a través de los puentes carreteros que unen la capital neuquina y Cipolletti, separadas por el río Neuquén. Por esta razón, los autos fueron redirigidos al Tercer Puente, la única vía alternativa para cruzar.

El conductor del camión de carga que circulaba ayer a las 14, no advirtió la fila de vehículos que se había formado sobre esa estructura, ya que todo el tránsito interprovincial se concentraba en un único puente. Cuando notó el embotellamiento, demasiado tarde intentó dar un volantazo para evitar un choque, pero el camión terminó por cruzar de carril y derrumbar los cercos de contención y una valla metálica, y cayó al agua.

Testigos del accidente aseguraron que el conductor pudo salir del camión por sus propios medios y trepó a la cabina del vehículo mientras aguardaba por un rescate. Luego de unos minutos, lograron asistirlo en un kayak y constataron que solo había sufrido heridas leves.

Por la mañana, el Frente Popular Darío Santillán había iniciado un piquete en los puentes carreteros, en la extraza de la ruta nacional 22. En sus reclamos, exigían ser atendidos por el Ministerio de Desarrollo Social de Río Negro y su gobernadora, Arabella Carreras, para obtener un reconocimiento económico para los trabajadores de comedores y merenderos. La medida de fuerza se levantó recién a las 14, hora en la que el camionero tuvo el accidente en el puente.

Los cortes en estos puentes carreteros son una práctica frecuente tanto para las organizaciones de Neuquén como para las de Cipolletti. Cada piquete ocasiona un caos de tránsito en la región, ya que hay muchas personas que viven en una provincia y trabajan del otro lado del río, por lo que hacen traslados diarios entre ambas ciudades.

Fuente: La Nación.

Deja tu comentario

comentarios

También podría gustarte